domingo, 14 de diciembre de 2008

Tercer domingo de Adviento: BWV 186a

Seguimos en Adviento, seguimos en “tempus clausum” en Leipzig. Afortunadamente también en Weimar compuso JS Bach una Cantata para este domingo: “Ärgre dich, o Seele nicht” (No te turbes, oh Alma mía) BWV 186a. Perdida la partitura original, nos ha llegado en su reelaboración en Leipzig para el Séptimo domingo tras la Trinidad: la BWV 186 de igual título, que nos servirá como ilustración.
.
Para ser más fieles a la obra de Weimar, destacaremos el aria de tenor “Mein Heiland lass sich merken” impregnada de la especial sonoridad del oboe da caccia, tal cual aparecía en el original de 1716:
.

Kurt Equiluz, tenor
Bach-Collegium Stuttgart
Helmuth Rilling

.
PS: la otra Cantata del catálogo bachiano para este domingo (BWV 141) en realidad es obra de Georg Philipp Telemann.
.
Para Josefina por sus emotivos comentarios

4 comentarios:

MImenor dijo...

Ultimamente no encuentro mejor manera de iniciar el domingo que siguiendo la serie de los de Bach que tan gentil y seleccionadamente nos facilitas. Es el preludio perfecto para iniciar el viaje dominical por vuestros blogs.
Gracias, como siempre.

Josefina dijo...

Un poquito más tarde, apenas unos minutos, entro en el blog y me solidarizo con Mimenor en el deleite de iniciar el día con JS Bach. La Belleza, como el Amor nunca se pierden, están destinados a perdurar por encima de todo, así nos ha llegado la reelaboración de la cantata porque , en su momento dejó su rastro, su huella imperecedera para quienes la recibimos en lo más íntimo de nuestro ser. Gracias Barbebleue, una vez más...

Tu Agenda Musical dijo...

Hola!
¡Qué bueno encontrar tu Blog!

El camino se ha allanado, vamos quitando todo aquello que es obstáculo para la venida de la paz y la estrella continúa guiándonos sobre el camino de la Paz... Dejemos que la ternura nos envuelva a fin de poder acoger a al Príncipe de la Paz. Quizá alguno de ustedes en algún momento hemos escuchado aquello del desarme por la Paz, no a las armas...¿Por qué no aplicarlo a nuestro corazón para que brote la ternura que nos permita tomar a Jesús en nuestros brazos y cantarle una canción de cuna. Entonces, Y es verdad podemos comenzar por afinar desde ya nuestro corazón y nuestra voz...

Luisa.
Lima/Peru
http://levantateysalacaminar.podomatic.com/

Barbebleue dijo...

Bienvenida Luisa, aquí por Paz y JS bach no va a quedar.