martes, 30 de junio de 2009

Variaciones Diabelli

.
El opus 120 que Lv Beethoven culminó en 1823, tuvo un curioso origen: en 1819 el compositor y editor Anton Diabelli invitó a otros colegas a escribir variaciones sobre un pequeño y prosaico vals urgente que él mismo había compuesto. Nada entusiasmado con la idea ni con el tema, Beethoven fue demorando la finalización de su proyecto hasta completar una obra maestra y su partitura pianística más extensa.
.
Comparadas con las sublimes Goldberg de JS Bach, estas treinta y tres variaciones supusieron una cima de la literatura pianísita, cosechando encendidos elogios:
.
- "una gran e importante pieza maestra digna de ser colocada con las imperecederas creaciones de los viejos clásicos" (Diabelli)
- "la más grande de todas las composiciones pianísticas" (Alfred Brendel)
- "un microcosmos del arte de Beethoven" (Hans von Bulow)
.
Partiendo de tan vulgar y simplón tema, Beethoven desarrolló todo el arte de la variación melódica y armónica, en un repaso a fondo de una forma que retomaría Brahms en pureza y altura.
.
Escuchemos una concluyente muestra en los siempre fascinantes dedos líricos de Claudio Arrau:
.
Tema:
.
video

Variación XXII molto allegro (notte e giorno faticar…DG) un guiño humorístico de genio a genio:

video

.
Variación XXXI largo molto espressivo, un aria de amplia evocación, instantes casi chopinianos de tiempo detenido, que engendran una liquidez musical de tal pureza que se escapa entre nuestros dedos como agua, refrescando y saciando nuestro interior…
.

3 comentarios:

Allau dijo...

Me has hecho pensar en "Moderato cantabile" un viejo musical de Peter Brook (basado en Marguerite Duras) donde las Variaciones Diabelli centraban el guión. ¡Tiempos de cine-club!

pilar dijo...

variaciones, que interesante¡¡¡ diferentes maneras de enfocar, de sentir,

me gusta

Josefina dijo...

!! Variación XXXI indiscutiblemente !!

Si, me ha recordado Chopin y tal vez por ello, ha favorecido la contemplación fluída, íntima de un sentimiento...