domingo, 28 de junio de 2009

Tercer domingo tras la Trinidad: BWV 21

"Ich hatte viel Bekümmernis" (Yo tenía una gran aflicción) en tono desolador, es una Cantata temprana de JS Bach, estrenada en Weimar en 1714 y con sospechas de haberse interpretado, al menos parcialmente en 1713, en la Liebfrauenkirche de Halle. El curso de la obra, oscilando entre textos atribuídos a Salomo Franck y citas bíblicas, describe el camino del alma de la necesidad y el triunfo a través del consuelo.
.
La Sinfonía de apertura, un adagio en do menor, de melancólica línea melódica, suave walking bass, apasionada en sus disonancias y arrebatadora en el uso del oboe, prepara el ambiente de desolación para el Coro siguiente 'Ich hatte viel bekümmernis', acentuado por la repetición de la palabra ‘ich’, dividido en dos partes bien definidas –luz y oscuridad- (la primera extraída de un concierto de Vivaldi) y escrito en la forma más altamente bachiana: la fuga
.
video
Sinfonía
La Chapelle Royale
Philippe Herreweghe

.
video
Coro
Collegium Vocale Gent
La Chapelle Royale
Philippe Herreweghe

2 comentarios:

Josefina dijo...

Es cierto que, a veces, el uso de adjetivos constituye una ayuda en la expresión de lo que nos ha acariciado el alma.
Es por ello que, después de oir esta Cantata de mi JS Bach, sólo puedo dejar constancia de una emoción que provoca el pensamiento y el pensamiento se hace palabra: Yo no soy esa aflicción ni esa melancolía que constituyen mi vida, sólo Dios sabe qué soy yo pero, dado que me acompañan y me hacen desear la luz cuando todo son tinieblas, al igual que el coro inicial de la Cantata inspirada en Salmos de súplica, quiero expresar esa profunda pena y me uno a la súplica del consuelo para hacer el recorrido de las tinieblas a la luz triunfante como el esplendoroso coro final.

Esdedesear dijo...

Precioso. Gracias.