domingo, 15 de marzo de 2009

Dominica Oculi: BWV 54

En este tercer domingo de Cuaresma volvemos a las Cantatas con una obra peculiar de JS Bach. “Widerstehe doch der Sünde” (Resiste, pues, al pecado) es una sencilla pero aterradora Cantata de tan sólo dos arias y un recitativo para una voz solista, contralto, dos violines, una o dos violas y continuo. Se cree que proviene de una obra compuesta en Weimar en 1714, cuyo texto se debe a GC Lehms en el que nos habla de la esclavitud del pecado.
.
En su segunda aria “Wer Sünde tut, der ist vom Teufel” Bach nos describe la entrega al demonio, por medio el pecado, con expresivos recursos musicales como el intenso cromatismo y las disonancias de una fuga a tres partes, edificada entre la voz y las cuerdas solistas:
.

Andreas Scholl, contratenor
The Amsterdam Baroque Orchestra
Ton Koopman

1 comentario:

Josefina dijo...

Si bien nos dibuja el espejo donde se reflejan todas las esclavitudes a las que, de algún modo, nos hemos sometido a lo largo de nuestra vida, también despierta el ansia de desarraigarnos hasta de las pequeñeces que impiden nuestra elevación hacia lo sublime por lo que gime nuestra alma, on anhelos inefables...
Gracias Barbebleue