miércoles, 25 de marzo de 2009

Brahms y la primavera: Sexteto de cuerda n.1 opus 18

En 1860 Brahms compuso una de sus primeras obras maestras de cámara para una formación en la que se encontraba muy a gusto: dos violines, dos violas y dos violonchelos. Eran tiempos de fantasía, de color, de poesía y de dulces sueños, en suma tiempo de primavera, como se bautizó al Sexteto: “Frühlingssextett”. Eran tiempos también de asimilación de los maestros Haydn y Beethoven, con Schubert al acecho. Y tiempos donde germina en su entorno la semilla de la melancolía...
.
Una obra que irradia inmediatamente su belleza al receptor, desde Clara Schumann y el primer auditorio en Hamburgo hasta los estresados oyentes de nuestros días. El Sexteto se compone de cuatro movimientos, magníficos todos en inspiración y entusiasmo, pero hoy quiero traer el segundo, Andante ma moderato.
.
Este Andante está escrito en la forma tema y variaciones, tan cara a Brahms. Un tema melódico de aroma popular, pero suntuoso y noble por su intensísima pulsión interior, lento ma entusiasta, acaricidor ma ilustre, del que surgen tres variaciones eminentemente rítmicas, hasta llegar a la cuarta, centro y luz de todo el movimiento, para luego abandonarse en la dulce danza de la quinta y recogerse hacia la melodía temática inicial de la última variación, en los violines emergentes sobre el pizzicato de los chelos:
.

Miembros del Octeto de la Filarmónica de Berlín
.
Esta es la celebración de la primavera en el Castillo, con su renacer y su dolor, sus luces y sus sombras, Brahms y sus variaciones continuas.
.
Et le printemps m'a apporté l'affreux rire de l'idiot (Rimbaud)

7 comentarios:

pilar dijo...

XVIII. Cohetes
No despreciéis la sensibilidad de nadie. La sensibilidad de cada uno es su genio.

Charles Baudelaire, "Mi corazón al desnudo".

Feliz Primavera, fantástico Brahms¡¡¡

Titus dijo...

Se me han pasado los diez minutos de música en un suspiro. Cosas de la primavera.

Josefina dijo...

!Deliciosos diez minutos!
Que la primavera sea fuente de luz para quienes habitan en el Castillo...

Joaquim dijo...

RECLINATORIO PARA EL CASTILLO Y SU MORADOR.
Reclinatorio para Brahms, no podía ser de otro modo y reclinatorio para la primavera, que a pesar de los pesares es mi estación.

Anderea dijo...

Gracias, Barbebleue.

Barbebleue dijo...

Gracias a tí, Anderea.

Feliz Primavera para tod@s!

Papagena dijo...

Qué bonito Barbe!!! Mira que me gusta, y no se me habría ocurrido elegir al barbitas para celebrar la llegada de la primavera. A partir de ahora me acordaré cuando escuche este sexteto.

Un beso primaveral :-)