domingo, 23 de noviembre de 2008

XXVII domingo tras la Trinidad: BWV 140

“Wachet auf, ruft uns die Stimme” (Despertad, la Voz nos llama) es una Cantata coral muy especial, una de las Grandes. No sólo destaca por su inmensa belleza, también por su estructura simétrica con tres corales enmarcando dos duetos precedidos cada uno de un recitativo. Y además por estar dedicada a un domingo del año litúrgico que sólo existe cuando la Pascua es muy temprana. De hecho, durante toda la estancia de JS Bach en Leipzig, tan sólo hubo dos celebraciones del vigésimo séptimo domingo después de la Trinidad: el primero en 1731, fecha de composición de la obra, y el segundo once años más tarde.

El eje y corazón de la Cantata es el magnífico Coral central “Zion hört die Wäcther singen” cuya melodía está escrita para una sola parte, tenor, y que tiene a la cuerda que la envuelve en un embriagador aire de danza, es uno de los más conocidos y hermosos de JS Bach:
.

The Monteverdi Choir
English Baroque Soloists
John Eliot Gardiner

El segundo dueto “Mein freund ist mein” para soprano y bajo, conlleva un delicioso oboe obligado, para incidir más aún en una escena de amor sublime y humano a la vez:
.

Ruth Holton, sopran
Stephen Varcoe, bajo
English Baroque Soloists
John Eliot Gardiner
.

1 comentario:

Josefina dijo...

Como la perla nace de una herida y nos regala su belleza, así JS Bach supo cubrir sus sufrimientos con el don de su maestría musical. Con las capas del irisado nácar que iluminaba su espíritu, nos legó un tesoro de sacra espiritualidad y sublime hermosura, perlas que culminan en esta Cantata de Amor.