martes, 29 de julio de 2008

Más excelencia: Il Giardino Armonico

El afamado grupo historicista que fundaran, a mediados de los ochenta, Giovanni Antonini (flauta y dirección) y Luca Pianca (laúd), fue otro de los triunfadores del Via Stellae 2008. Segunda visita consecutiva al Festival y segundo éxito rotundo, esperemos que la calurosa acogida contribuya a su fidelización.
.
En esta ocasión presentaron una muestra (nos. 1-2-3-5-6 y 12) de su reciente grabación del opus 6 de Georg Friedrich Haendel: Doce Concerti Grossi. Una nutrida representación de instrumentista en el ripieno concertaba con los solistas del concertino, separados y elevados, a cargo de los históricos primeros atriles del grupo: el violín con fazzoletto de Enrico Onofri, Marco Bianchi al 2º violín, Paolo Beschi al violonchelo, Luca Pianca al laúd y el arpa de Margret Köll. Todos conducidos, como es habitual, por la danzante dirección de Antonini.
.
Quizás en esta actuación les encontré más contenidos y analíticos, menos pasionales que en otras interpretaciones. Puede ser por causas objetivas como la impronta de la grabación, el distinto enfoque para un registro sonoro de estas obras haendelianas. O subjetivas: más cansancio, peor estado anímico o mala colocación del cerumen auditivo del oyente que les escribe. En todo caso, una belleza sonora a la altura de unos pentagramas de amplia variedad estilística y debidos a la influencia de Arcangelo Corelli sobre el músico sajón.
.
Il Giardino Armonico, agrupación de reconocido prestigio internacional es actualmente orquesta residente del Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid, donde registraron los antedichos Concerti. Destacan por su acercamiento al XVII y XVIII de manera harto personal. Ya desde la portada de sus Cuatro Estaciones vivaldianas dejaron meridianamente clara su personalidad y provocación artística: refinado sonido en una tormenta perfecta, de enormes contrastes y furiosas dinámicas. Brillantes y entusiastas, frescos y transparentes, dramáticos y vibrantes, en la mejor tradición del artista italiano y tal cual debe entenderse el Barroco. Un deleite en la vitalidad efusiva con sabores de riesgo y experimentación sonora, y un grupo de artistas rompedores e inquietos. Véase algún ejemplo, cortesía de OedipusColoneus:

Vivaldi - Concierto "Il gardelino" (RV 428) - Allegro


Antonio Vivaldi - Concierto "La Notte" (RV 104) - Allegro

7 comentarios:

Pablo J. Vayón dijo...

Bueno, esa portada habrá salido recientemente de la mente trastornada de algún experto en márketing. La portada original era mucho más clásica, bonita y elegante. Un saludo.

Barbebleue dijo...

Hombre, Pablo j. vayón, habrá que entenderla como una metáfora provocadora y rompedora con una cierta forma de interpretar a Vivaldi. Más aún en los tantas veces humillados cuatro primeros conciertos de "Il cimento..."

Sin descartar el "marketing", el Arte debe asumir una guinda de provocación.

Bienvenido!

Pablo J. Vayón dijo...

Lo que quería decir es que la portada no tiene nada que ver con el grupo, porque ni siquiera es contemporánea de la grabación de las obras. Por otro lado, me encanta el Vivaldi de Il Giardino Armonico, y es un alivio que Onofri haya asentado la cabeza y se haya olvidado de sus delirios de tenor. En el Scherzo de Septiembre publico una cosita sobre la discografía de las Cuatro estaciones que trasladaré a mi blog en su momento. Allí opino sobre ese disco.

Un saludo.

Barbebleue dijo...

En todo caso encaja bastante bien con épocas pasadas del grupo, como puede verse en algunos vídeos, bastante frescos y desinhibidos.
Quizás hoy en día estén más "correctos" y asentados, parece que incluso en su ejecución musical, a juzgar por este Haendel.

No me perderé tu artículo de Scherzo, soy suscriptor.

Salu2

Titus dijo...

Por lo que he escuchado de Il Giardino Armonico, diría que su acercamiento a Haendel siempre ha sido desde una postura más ortodoxa, mientras que con Vivaldi se permiten ser más rompedores, como en esas cuatro estaciones de portada cambiante. A lo mejor influye el año de grabación de las obras de uno y otro, quizá estén volviéndose más comedidos con el tiempo, no lo sé. En cualquiier caso, que suerte haber podido disfrutar de ellos dos años seguidos.

pilar dijo...

mejor escucho y no digo nada de la portada GENIAL del disco,

Josefina dijo...

Por mi parte, al no tener puntos de comparación, me puedo permitir el lujo de decir que me ha gustado mucho Vivaldi (La Notte), con una virtuosa interpretación y Il gardelino, un allegro muy provocador que me ha mantenido expectante...