domingo, 6 de julio de 2008

KORNGOLD (II): Violanta

VIOLANTA op 8: La segunda ópera de Korngold es ya una pequeña obra maestra, un breve resumen, a modo de joya, de todas sus dotes operísticas.
.
Julius Korngold encargó un nuevo libreto a su colega Hans Müller quien presentó una improbable tragedia renacentista veneciana.

Argumento: “Venecia siglo XV: Violanta una gran dama casada con Simone, desea ardientemente vengar el suicidio de su hermana seducida por Alfonso, Príncipe de Nápoles. Aprovechando el carnaval, se cita en su propia casa con el odiado príncipe para, de acuerdo con su marido, al entonar ésta la blasfema canción del carnaval aparecerá y asesinará a Alfonso. Durante su encuentro, y tras la hostilidad inicial, Violanta se enamorará del príncipe, y tras un intenso dúo de amor, cantará la señal convenida. El marido los encuentra abrazados, y ella para evitar que mate a Alfonso, se interpondrá entre ambos y recibirá el golpe mortal dirigido a su amante, expiando de esta forma su adulterio”

Sin duda estamos ante la partitura juvenil más importante de Korngold, rebosante de intensa fantasía erótica. En esta ocasión hace uso de una amplia orquesta y coro. La instrumentación es brillante, translúcida y puntillista, muy evocadora de atmósferas, y con un denso cromatismo para resaltar el carácter pasional y mórbido de la historia. Melódicamente alcanza la cumbre con el aria-serenata de Alfonso, y el intenso y bellísimo dúo de los amantes “Reine liebe”. Un trabajo radical comenzado en 1914, que fue estrenado conjuntamente con Der Ring el 28 de mayo de 1916 bajo la dirección de Bruno Walter.


Preludio


Escena 5: 'Der Sommer will sich neigen'


Escena 6: 'Nie hab ich gelebt ...Reine liebe'

Eva Marton
Siegfried Jerusalem
Walter Berry
Munich Radio Orchestra
Marek Janowski

5 comentarios:

ximo dijo...

Ya empiezo a sacar brillo al reclinatorio para las próximas entregas.

pilar dijo...

fantástico dramón y fantástica música

pilar dijo...

me puede recordar este duo de amor a alguno de Wagner, de la Walquiria o de Sigfrid ????

Barbebleue dijo...

De esas fuentes bebe, aunque más del otro Richard: Strauss.
Habiendo de por medio un heldentenor...

Josefina dijo...

No he podido sustraerme a escuchar el duo de amor como un lamento exasperado... me impresiona, me hace pensar: ¿por qué el amor, las pasiones, en todos los ámbitos de la vida van tan unidos al sufrimiento?