sábado, 12 de abril de 2008

Orfeo reformista

Christoph Willibald Gluck ha pasado a la historia de la ópera como el reformador (o reformista) del género durante el siglo XVIII. Un nuevo clasicismo basado en la simplicidad, la naturalidad y la verdad. Desaparecen el recitativo secco y el adorno superfluo; aparece la sencillez elegante y el arrobo económico. La música interpreta una arquitectura dramática. Nace un dramatismo natural, un hermanamiento de músico y poeta

Su primera versión del Orfeo ed Euridice, en italiano, estrenada en 1762 suele considerarse como la primera manifestación del nuevo estilo, aún con sus ataduras italianizantes. Estilo que se vería refrendado y enaltecido con Armide y sus Ifigenias.

Antes de profundizar en su aria más conocida, detengámonos por un momento en otro pasaje de enorme belleza, también en la voz de Orfeo: el aria “Che puro cel!" , dónde hace gala de una extraña y maravillosa orquestación:
.

Marlyn Horne con las fuerzas del ROH y Solti a la batuta

Pasemos ahora al aria da capo “Che faró senza Euridice?”, originalmente para castrato, muchas de las más grandes mezzos han dejado su impronta en esta “teta de novicia” gluckiana , también de nuevo Marilyn Horne:
.


Sin ánimo de ser exhaustivo, escuchemos ahora otros acercamientos a esta preciosidad:

6 comentarios:

Titus dijo...

La grabación Horne/Lorengar/Solti es una joya, no desde criterios historicistas desde luego, pero lo es.

Papagena dijo...

Muchas gracias Barbe!!! Me viene de maravilla para prepararme la del Real con Juandi :-D

Marga dijo...

Sin ánimo de ser exhaustivo...
Me suena, me suena.

Ahora en serio, gracias por esta aportación, me ha encantado.

ximo dijo...

Cuantos tesoros esconde tu “exhaustividad” Barbebleue, pero la Berganza y Scholl me pueden

Barbebleue dijo...

Tengo que seguir siendo exhaustivo:
Bienvenida Marga, esperamos tu blog
Salu2 a los habituales, a mi me puede la Horne.

pilar dijo...

lo siento por Euridice que tuvo que bajar a los infiernos para que Orfeo nos cante un aria tan maravillosa, ¡caray con Gluck¡¡¡ saludos a todos