martes, 26 de mayo de 2009

Álbumes de una vida (9): Beethoven "Últimos Cuartetos de Cuerda"

Decía TW Adorno que “la verdadera razón de la grandeza de Beethoven es que no sólo produjo una buena pieza tras otra, sino que incesantemente produjo nuevos tipos, nuevas categorías de música…” Aseveración que cobra todo su sentido al aproximarnos a sus últimos cuartetos de cuerda. Una música pura que desnuda el alma del genio, destruye el universo clasicista imperante, salta por encima de todo el arte musical del XIX y constituye una cima de cimas, el apogeo de su obra y un ochomil en la Historia de la Música.
.
Beethoven llega por fin a revelar el arte por el arte, sin compromisos públicos ni patronales. En su aislamiento nos comunica sin pudor sus temores y sus firmezas, presentándonos un nuevo universo formal y expresivo, “un orden superior con fondo negro, ocre y mate” según Eugenio Trías, una música sin tiempo ni espacio, eterna.
.
.
El Cuarteto de Cuerdas clásico, descendiente del divertimento, es una escritura a cuatro partes, con un instrumentista por parte, ausencia de continuo y en forma sonata. Beethoven en sus últimas obras se cuestiona toda la arquitectura, es el Beethoven más radical:
.
- Maximiza las estructuras llegando hasta siete los movimientos del opus 131
- Estruja la expresividad por medio de una armonía compleja
- Invierte en potentes líneas melódicas, hijas del folclore
- Urde texturas a través del motor contrapuntístico y un potente desarrollo polifónico, arcaico por momentos (no hay tiempo, no hay espacio),
- Compone las ideas musicales sin hilazón ni barrera: variaciones, fugados, contrastes, modulaciones, ritmos, todo se yuxtapone en un desbocado camino hacia
La Forma, Lo Innombrable, Lo Sublime, fruto de un pensamiento musical más abstracto, esencial, superior.
.
Concluye Adorno “El estilo último de Beethoven es la autoconciencia de la insignificancia de lo individual” Me atrevo a añadir que son la prueba tangible de la Inmortalidad del Ser Humano.
.
Pasemos a comprobarlo en la inmaculada y legendaria versión del extraordinario Quartetto Italiano, que extrae todo lo sobrenatural de esos pentagramas, cambiándonos la vida:
.

Cuarteto n.13 op 130 V. Cavatina (Adagio molto expresivo)
“Nunca mi propia música tuvo un efecto tal sobre mí” dijo el compositor sobre esta página emocionante. Sus tres ideas melódicas, vocales, cantabiles, tienden hacia la melodía infinita.
.

Cuarteto n.14 op 131 I. Adagio ma non troppo e molto espressivo
El primer movimiento del que considero el mejor de todos sus cuartetos es una fuga de extraña y rica expresividad, basada en la polifonía.
.

Cuarteto n.14 op. 131 II. Allegro molto vivace
Pequeño y rico scherzo in ritardando
.

Cuarteto n.15 op 132 V. Allegro appassionato
Triunfal final en forma rondó, con uso y abuso polifónico
.

Cuarteto n.16 op 135 III. Lento assai, cantante e tranquillo
Un canto de paz, sereno y melancólico en forma de variación
.
Paolo Borciani, violín I
Elisa Pegreffi, violín II
Piero Farulli, viola
Franco Rossi, violonchelo
.
PS: después de ésto ¿qué nos queda? Tan sólo llorar... de gozo, de gratitud.

15 comentarios:

Josefina dijo...

Preguntas: después de esto ¿qué nos queda? Y bien dices, si las lágrimas quieren expresar un sentimiento, será de gratitud y de gozo inmensos…
Con el nº 13 op.130, la cavatina (adagio molto expresivo), sólo podía seguirle a él, a Beethoven, en el dibujo intangible que su espíritu ha exhalado sobre el cielo que nos abraza, que nos cobija mientras esperamos trascender a ese desconocido universo de eternidad que el alma ansía desde siempre, y que su música constata como recuerdo sin memoria de un principio que fué…
Privilegio impensado oirle y recuperar la esperanza que su testamento y testimonio nos ha dejado…
Gracias Barbebleue, estoy emocionada con tanta belleza…

Esdedesear dijo...

Me felicito por haber encontrado tu página, disfruto mucho con todo lo que compartes con nosotros.
Muchas gracias.

Barbebleue dijo...

Si existe una sensación de felicidad semejante al inmenso gozo de la Música, es sin duda el placer de compartirla.

Gracias, Josefina.
Gracias, Conchita.

Joaquim dijo...

Lo bonito es compartir felicidad, sea la música o cualquier otra cosa. El goce de saber que aquello que nos hace felices es al mismo tiempo saboreado por las personas que queremos, hace que todo sea mucho más intenso.
El arte, que se basa fundamentalmente de sensaciones, es doblemente gozoso, cuando como bien dices se comparte.
El gran invento de los blogs es entre otras cosas, un vehículo para hacernos llegar las sensaciones servidas en bandeja, solamente hay que degustar y cuando encuentras el post que colma la felicidad, eres enormemente dichoso.
Por ejemplo. Casi todo el mundo tiene los cuartetos de Beethoven en casa. ¿Nos acordábamos de ellos?, si claro, siempre están ahí, pero hoy me has hecho apuntar en el disco duro, acuérdate Joaquim de hacer un repaso a los cuartetos de Beethoven, te harán un poco más feliz.
Ese también será un motivo para que al escucharlos me acuerde del señor del castillo y de sus sensibles moradores.
Gracias.

Barbebleue dijo...

El gran invento de los blogs es hacer y tener amigos que dicen cosas tan bonitas como las tuyas, Joaquim.

Gracias a tí también, eres un lujo.

Anónimo dijo...

Sin duda que esta version es muy buena aunque prefiero la version del cuarteto VEGH en el cuarteto op.132 la subi a you tube hace poco
buen blog.salu2

Anónimo dijo...

En lo personal pienso que la version de los ultimos cuartetos de beethoven es la del cuarteto VEGH sobre todo el op 132.la tengo en mi canal de you tube gonzal0999

Anderea dijo...

Gracias, Barbebleue. Buena noche.

Beatriz Martín dijo...

Alejo gracias po tu invitaci´n , que nos acerca a este genio agistral y que sus notas tocan fibras y nos trasporta mas allá del tiempoo y pensamiento, , una pieza magistral, un abrazo desde mi Brillo del mar

luigi gutiman dijo...

Beethoven es otro hijo de Dios que vino a la tierra a redimir nuestras almas con su música.

Barbebleue dijo...

hola luigi, bienvenido; no sabría muy bien quiénes fueron sus padres, pero de lo que estoy seguro es de que ha dejado multitud de "hijos" agradecidos en lo más íntimo.

José Antonio dijo...

Excelentes joyas de singular genio, mil gracias por compartirlas, mi estimado Alejo, saludos y enorme abrazo.- José Antonio Loyola Romo de Vivar.

Nancy Marìa Pèrez Parra dijo...

La carrera profesional de Beethoven como compositor, puede dividirse en tres grandes períodos: el período temprano, el medio, y el tardío. Durante el período temprano, la obra de quien fue este gran músico, está influenciada en gran medida por las obras de Mozart y de Haydn. Entre las composiciones realizadas en este período cabe destacar: la primera y segunda sinfonía, el primer cuarteto para cuerdas, los primeros 2 conciertos para piano, y las primeras 20 sonatas para piano. El período medio, está marcado por la sordera de Beethoven. Las composiciones están influenciadas por trabajos de largas escalas, donde se pretende enfatizar el heroísmo. Entre las principales obras de este período cabe mencionar: las sinfonías terceras a la octava, los últimos tres conciertos para piano, el concierto para violín, y los 5 cuartetos para cuerdas. Finalmente, el período tardío está caracterizado por composiciones donde la profundidad e intensidad adquieren una especial hegemonía. Las principales obras concernientes a este período son la novena sinfonía, los últimos 5 cuartetos para cuerda, las últimas 5 sonatas para piano, y la Missa Solemnis.

Nancy Marìa Pèrez Parra dijo...

Pero quien fue Beethoven ! Nació en el año 1770 y murió el 26 de marzo del año 1827, siendo un gran compositor y pianista alemán. Este ilustre compositor, quien fue una de las figuras de la transición entre el período clásico barroco y el romanticismo, tuvo una gran influencia en compositores, músicos, y espectadores en general; debido a su gran genio y talento en la disciplina. Durante su desempeño profesional, se ganó la vida vendiendo sus composiciones y consiguiendo financiamiento, en lugar de ser un empleado de la Iglesia o de alguna corte europea. Beethoven nació en la ciudad alemana de Bonn, siendo hijo de Johann van Beethoven y de Magdalena Keverich van Beethoven. El primer maestro de música de este notable compositor, fue su padre, quien fue un gran músico en la corte de Bonn. En 1787, el joven músico viajó a Viena, donde probablemente conoció a Mozart. Sin embargo, durante ese año se vio obligado a retornar a su hogar debido a que su madre estaba muriendo de tuberculosis, haciéndose cargo de sus 2 hermanos más pequeños, debido a que su padre se convirtió en un alcohólico. En el año 1792, se trasladó nuevamente a Viena para estudiar junto con otro gran compositor de su época, Joseph Haydn. En esta ciudad, se consolidó como una eminencia del piano, y empezó a componer sus primeras grandes obras musicales, entre las cuales cabe destacar sus tres tríos de piano. La vida de Beethoven estuvo marcada por la adversidad. En efecto, a la edad de 28 años fue perdiendo la audición, lo que lo llevó a plantearse la idea del suicidio. A pesar de que tuvo un círculo de amigos durante su vida, se caracterizó por un mal trato con la gente. A lo largo de su vida, su salud no fue buena, en donde la autopsia realizada sugiere que tuvo problemas con ciertos órganos vitales como el hígado y el páncreas. Finalmente Beethoven, murió el 26 de marzo de 1827, y su tumba se puede localizar hoy día en el cementerio de Zentralfriedhof junto a la de Shubert, Johann Strauss I, y Johannes Brahms.

Nancy Marìa Pèrez Parra dijo...

Gracias gran amigo Alejo por compartir la joya de este importante genio de la música,Beethoven. Saludos