domingo, 26 de abril de 2009

Misericordias Domini: BWV 85

El evangelio del día para este segundo domingo tras la Pascua, recoge la figura del Buen Pastor, lo que da pie a JS Bach para un recorrido bucólico, entre oboes, por estos idílicos paisajes tan caros al Barroco. Un paseo pastoril sin rusticidad alguna.
.
“Ich bin ein guter Hirt” (Yo soy un buen pastor) Bwv 85 se abre con un Aria para bajo , la Voz de Cristo en una cita bíblica, transitando ese entorno instrumental arcádico, con oboe obligado, pleno de paz y solemnidad, tal vez un punto quejumbroso:
.
video
Walter Heldwein, bajo
Bach-Collegium Stuttgart
Helmuth Rilling
.
En el tercer movimiento “Der Herr ist mein getreuer Hirt” , la soprano tiende al viento los versos melódicos del coral de Kornelius Becker (1598) sobre un delícadísimo, refinado y dulce acompañamiento instrumental de dos oboes (siempre) y un continuo tan sólo de fagot y órgano. El resultado es terapéutico, desapareciendo al instante toda manifestación somática de cualquier trastorno psíquico:
.
video
Arleen Auger, soprano
Günther Passin, Hedda Rothweiler, oboes
El gran Klaus Thunemann, fagot
Hans-Joaquim Erhard, órgano
Helmuth Rilling

1 comentario:

Josefina dijo...

"Aunque pase por valles tenebrosos, ningún mal temeré, porque tú vas conmigo..."
(Sal 22).
Con JS Bach inicio este domingo y, es cierto, su música es la mejor terapia para disipar esas nobecillas que enturbian la transparencia del alma...