martes, 13 de noviembre de 2007

Ligeti: Requiem y Lux Aeterna

Composiciones indisolublemente unidas a la obra maestra de Kubrick, 2001 Una Odisea del espacio, vienen a suponer una puesta al día de la vieja polifonía renacentista, desde su admirado Ockengheim pasando por el tratamiento contrapuntístico formal del viejo Bach, hasta dar a luz una nueva y original micropolifonía donde el cromatismo pasa a cuchillo a la melodía y al ritmo, y que, utilizando sutiles alteraciones de la modulación, provoca la aparición de texturas irreales.

El Requiem, dividido en cuatro movimientos, es una obra angustiosa, atormentada y sombría.
Lux Aeterna, para coro a capella de 16 voces, obra estática como un gran y espectral fresco vocal.



Lux Aeterna (1966)
Chœur Norddeutschen Rundfunks Hamburg, Helmut Franz
...



Requiem para soprano, mezzosoprano, dos coros mixtos y orquesta (1965)

Liliana Poli, soprano
Barbro Ericson, mezzo
Coro de la Radio bávara
Orquesta Sinfónica de la Radio de Hesse
Michael Gielen






5 comentarios:

ximo dijo...

Hola Barbebleue.
Aún hoy después de tantos años, esta música y estas imágenes, como bien dices asociadas ya para la eternidad, continúan produciéndome la misma sensación de atracción y angustia que me produjeron la primera vez.
La simbiosis entre imagen y sonido es tal, que escuchando solamente el Requiem siempre veo las imágenes de Kubrick y no creo que eso sea bueno del todo.
Me sucede lo mismo con la danza de las horas y las hipopótamos de la Disney, aunque en este caso, todo es mucho más intrascendente.
Un abrazo.

Barbebleue dijo...

Creo que es la película que más veces he visto tanto a nivel doméstico como en sala. Mi primer visionado, siendo un adolescente, me obligó a leer la novela y a interesarme por aquellos sonidos.
Creo que ahí empezó mi amor por Ligeti.
Abrazos.

Nina dijo...

Muchas gracias, me lo voy a descargar, a ver qué tal me llevo con Ligeti... otro más para mi colección de Réquiems.

Titus dijo...

Yo también leí la novela después del primer visionado, es la única forma de enterarse realmente de lo que ocurre en la película, Kubrick estaba más interesado en poner imágenes y sonidos a la historia que en narrarla.

Barbebleue dijo...

Efectivamente Titus, la narración la lleva a cabo simplemente con imágenes y sonidos. Y ahí radica su maestría.