domingo, 10 de enero de 2016

Mi Boulez


Je t’apporte l’enfant d’une nuit d’Idumée !
Noire, à l’aile saignante et pâle, déplumée,
Par le verre brûlé d’aromates et d’or,
Par les carreaux glacés, hélas ! mornes encor
L’aurore se jeta sur la lampe angélique,
Palmes ! et quand elle a montré cette relique
A ce père essayant un sourire ennemi,
La solitude bleue et stérile a frémi.
Ô la berceuse, avec ta fille et l’innocence
De vos pieds froids, accueille une horrible naissance
Et ta voix rappelant viole et clavecin,
Avec le doigt fané presseras-tu le sein
Par qui coule en blancheur sibylline la femme
Pour des lèvres que l’air du vierge azur affame ?

S. Mallarmé -Don du poéme

Tal vez no había otro modo de sobrevivir tras el Apocalipsis moral de la Segunda Gran Guerra, pero nunca he aceptado la intransigencia, el dogmatismo, el fanatismo, la violencia transgresora de Pierre Boulez y su concepción de las Vanguardias. Aquel que acusó a Cage de excesiva teatralidad, tal vez sucumbió, como compositor, en el mismo altar.

Sin duda el más despiadado de la arrogante Escuela de Darmstadt, no tuvo empacho en asesinar a sus propios padres musicales, Messiaen y Schönberg, para finalmente, con la edad, reconocer un exceso de intransigencia para con muchos de sus colegas. Acto que le honra. Llevado por una fe mesiánica en el Serialismo Integral tuvo el mérito de explorar una vía creativa, que pasados los años y las coyunturas, no parece dar mucho más de sí. Como si los antaño modernos se nos hayan vuelto viejos. 
“Pli selon Pli” (1957-62): primera parte “Don” sobre el poema "Don du poème" de S. Mallarmé:

(vídeo Ensemble Intercontemporain)

Ahora, recién desaparecido, no quiero alabar una obra y una forma que jamás me atrajeron, salvo como ejercicio intelectual necesario. Hay que ser consecuente. Prestigio y reconocimiento que sí quiero compartir, en grado sumo, con su faceta de Director de orquesta, donde sus lecturas de Debussy, Stranvinski (el denostado), Mahler o su cerebral Wagner, son referencia indiscutible en mi catálogo de oyente. 
Escena de Pelleas et Mellisande de C. Debussy:

(vídeo TheOPERAphile)

Digna de reconocimiento es también su labor como gestor en la Opera Bastille y la Cité de la Musique, y creador de conjuntos de interpretación de músicas contemporáneas como son el Ensemble InterContemporain y el IRCAM de París, laboratorio caleidoscópico de mil y una investigaciones musicales. Más encomiable todavía fue su apoyo a la difusión de obras minoritarias, con la programación y encargos a autores vanguardistas, bien seleccionados. “Dupree's Paradise” de F. Zappa en interpretación del Ensemble Intercontemporain bajo su dirección:

(vídeo Naoyoshi K-Spectacularsurf)

Con sus enormes luces y sombras, un personaje imprescindible.


4 comentarios:

gloria abras pou dijo...

Conocía su nombre y escuché música dirigida por él a la que nada tuve que objetar. Por un blog llamado Sólo Boulez o algo parecido me arriesgué a descubrir sus composiciones. Óbviamente fracasé. ¿O fue él?
Un petó, Barbe.

Barbebleue dijo...

La aprehensión del Arte es cuestión tan personal, etérea y sibilina, que no conoce el concepto de fracaso. Se mueve en el núcleo mismo de la subjetividad.
Inocentes los dos.
Otro beso, Glòria.

pfp dijo...

hmmmmmm como compositor no me mata, no,... buena excusa para escuchar este fragmento de Peleas, y mejor todavía por seguir descubriendo a Zappa

par de besos

Barbebleue dijo...

no podría estar más de acuerdo!
otro par, pfp