miércoles, 26 de septiembre de 2007

Giacomo Carissimi (1605-1674): el más grande del XVII (?)

Al menos así le consideraron algunos de sus coetáneos y hasta dos generaciones posteriores. Pero el destino no quiso hacerse eco de este clamor: casi un siglo después de su muerte el Papa Clemente XIV, disolviendo la Orden de los Jesuitas, contribuía indirectamente a echar un manto de olvido sobre su obra. El Collegium Germanicum, su casa, su hogar de ora et labora, cerró sus puertas y sus archivos y biblioteca, vendidos, dispersados o perdidos. El deseo de conservar su obra en la Iglesia del Colegio le resultó una pésima elección. Incluso existen dudas de su verdadera fisonomía.

Pero durante su vida, este hombre piadoso y sencillo, tuvo reconocimientos de Gran Maestro, no sólo en Roma o en Italia, sino por toda Europa. Baste nombrar algunos de sus alumnos más dotados: Christoph Bernhard, P.J. Baudrexel, Johann Kaspar Kerll, Johann Phillipp Drieger, Giovanni Maria Bononcini, Giovanni Paolo Colonna, Alessandro Scarlatti y Marc-Antoine Charpentier. Gracias en gran medida a la recopilación que hicieron de la obra de su maestro, han sobrevivido muchas de ellas.

El puesto de su vida fue la de Maestro di Capella en la Basílica de Sant’Apollinare perteneciente al Collegium Germanicum que tenía la orden jesuita en Roma, con unas obligaciones similares al Kantor de Leipzig: componer y organizar la música de la iglesia y asumir la docencia de los jóvenes coristas del Colegio. Por el camino quedaban renuncias a cargos tan importantes como la sucesión de Monteverdi en la Basílica de San Marcos o el puesto de Maestro de Capilla en la corte de Bruselas o Viena.



Religiosidad, sensibilidad, modestia fueron virtudes que le adornaron, las cuales unidas a una fascinación por el teatro, encauzaron parte de su obra hacia el Oratorio. Tal es así que fue en su tiempo tenido popularmente por el inventor de este género, que plasmó cercano y a la vez seductor, en el estilo que entonces se desarrollaba en Italia: el estilo recitativo monteverdiano, recitar cantando, y a la vez representativo, cercano a la ópera que nacía por obra y gracia de la Camerata Fiorentina. La relación con Dios pasaba a ser íntima y plena de emoción humana, ahí brillaba Carissimi, cuyas historias sagradas eran demandadas en los más altos lugares, como el Oratorio de l’Archiconfraternitá del Santíssimo Crocifisso, lugar de reunión de la nobleza.

Su obra (Misas, Cantatas, Oratorios) destaca por un esencialismo basado en sobrios y sólidos pilares musicales, muy tradicional en la forma pero dotado de una pulsión dramática interna muy poderosa; siendo su corolario, una elegancia muy natural. Sirva de aperitivo el Chorus: “Tunc, horribile sonitu, tubae” de su obra Judicium Extremun:











Como ejemplo paradigmático de su arte, traigo aquí su celebrado oratorio latino JONÁS, resumen de todas sus características musicales:

Tras una breve y esencial sinfonía, aparece el narrador (historicus) adornado de bellos melismas. Comienza la acción con la intervención de Dios que pide a Jonás que aleje a Nínive de su pecado. Ya en el barco, el doble coro desencadena la tempestad sonora, y tras la autoacusación, éste es arrojado al mar. La oración de Jonás en el vientre de la ballena supone el punto central de la acción sacra, leída como un aria, más bien arioso, equilibrada y melódica. La súplica se hace humanamente doliente hasta conseguir el perdón divino y el vómito del cetáceo. La acción se extingue en un sereno y emotivo coro de arrepentimiento.

Jesuita cantat…

Jonás
Barbara Steude..... Historicus
Hermann Oswald..... Jonas
Matthias Gerchen..... Deus
Capella Angelica
Lautten Compagney
W. Katschner

4 comentarios:

ximo dijo...

Un poco más largo please.
He añorado mis épocas de corista (aficionado).

Barbebleue dijo...

Más largo, Ximo ?
Puedes bajarte el Jonás.
Ay, estos chicos del coro !

Pisístrato dijo...

Una maravilla que no conocía. Muchas gracias doctor.

Pisístrato

Arsace dijo...

FABULOSO!!!

Carissimi siempre es genial!!!

Ahora Jerome Corréas resucitó un par de oratorios, a ver si los subo al YOUTUBE.