lunes, 10 de septiembre de 2007

MOZART y la delicadeza

Pocas facetas tan personales, íntimas y representativas del arte del Divino Compositor como sus Conciertos para piano; desde el temprano y melancólico Jeunehomme K 271 hasta la desolada hondura de los tiempos lentos de sus últimas páginas, plenamente románticas.

Muchas y muy variadas han sido las aproximaciones interpretativas, con distintos aspectos, perspectivas y matices, sin duda muy válidas la gran mayoría de ellas. Hoy, aprovechando el caladero yutúbico, os quiero presentar la de Maurizio Pollini, dos lecturas completas de dos obras maestras, separadas por casi treinta años. Precisamente ahora que está registrando parte del catálogo, y presentando públicamente numerosas interpretaciones dirigidas desde el instrumento; recientemente con la OSG en un absorto auditorio coruñés. El siempre estudiosamente analítico pianista milanés, mantiene a lo largo de decenios una delicadeza casi tímida, una visión introspectiva plena de rigor, profundidad y sentimiento contenido teñido de devoción. Sirva como ejemplo el aflictivo Andante del Concierto en Do mayor K 467…

Concierto para piano K 488 en La mayor n.23 ... Karl Böhm: Pollini, Wiener Philharmoniker (1976) :





Fuente: JuanPedrotti

Concierto para piano K 467 en Do mayor n.21 ... Riccardo Muti: Pollini, Filarmonica della Scala (2004) :









Fuente: cy0708

PS: para todos aquellos interesados en descargarse los vídeos de ambos conciertos recomiendo hacerlo en formato .avi a través de vixy

3 comentarios:

ximo dijo...

Pollini, con Argerich, la Pires y Zimerman, forman mis imprescindibles pianeros.
La versión con Muti me fascina.
Muchas gracias.

Barbebleue dijo...

Añadimos a Zacharias y ya tenemos repóker.

Arsace dijo...

Un buen ejercicio de estética rococó...