domingo, 7 de febrero de 2016

Sadko


Estoy convencido de que hay que considerar y juzgar un libreto de ópera sólo en relación con la música. Separado de la música sólo es un medio auxiliar de orientación sobre el argumento de la ópera, y de ninguna manera una obra literaria independiente.
Rimsky

Una de las óperas más hermosas del amplio catálogo de Nikolai Rimsky-Korsakov (1844-1908) es sin duda Sadko, escrita entre 1894-1896 y estrenada en Moscú en 1898. Una obra basada en antiguas leyendas rusas con una música tan hermosa como exótica.

Sadko fue un histórico comerciante de Novgorod del siglo XII alrededor del cual surgieron numerosas leyendas, epopeyas y cuentos rusos que, reuniendo tradiciones paganas y cristianas, crearon una historia fabulosa sobre la vida de dicho personaje convertido en un trovador intérprete de cítara (gusli). Sadko embarcaba para alta mar y regresaba henchido de gloria y tesoros, tras casarse con la princesa hija del Rey del Mar.

Numerosas plumas – V. Stasov, V. Yastrebtsev, N. Shtrup, N. Findeyzen y V. Belsky – trabajaron sobre el amplio conjunto de historias para escribir el libreto de la ópera, estructurado en siete variadas escenas.

Rimsky, a partir de un poema sinfónico homónimo previo, compuso una música tremendamente hermosa y evocadora, dando rienda suelta a su inmensa capacidad melódica, de fuerte sabor popular eslavo, y con una gran carga de exotismo y onirismo que tan bien encaja en esta leyenda mágica. Los enormes contrastes entre las distintas situaciones, reales y fantásticas, domésticas y aventureras, marítimas y terrestres, cercanas y lejanas, con la naturaleza como fondo, llevadas con la maestría orquestal del compositor hicieron el resto, y nos dejaron una obra redonda y de gran atractivo para casi cualquier público.

Escena I: Reunión de los ricos comerciantes de Novgorod quienes se burlan de la presunción y de los sueños de grandeza de Sadko.


Escena II: Solitario a orillas del lago Illmen, Sadko se encuentra con Volkhova, princesa del Mar, quien le ofrece sus tesoros si decide casarse con ella.


Escena III: Sadko comunica a su mujer que ha decidido abandonar su hogar.

Escena IV: Sadko se despide de sus camaradas, en busca de su gloria y destino en alta mar, pidiendo a exóticos personajes (vikingo, indio y veneciano) que le describan los tesoros y bellezas de sus lejanos paises.


Escena V: tras varios años de navegación, con el barco cargado de tesoros, una calma oceánica les impide el regreso; la tripulación de su barco decide tirar por la borda a Sadko para aplacar al Rey del Mar.


Escena VI: en un rico palacio en el fondo del mar se celebran las bodas de Volkhova y Sadko con la bendición del Rey, amenizado por la interpretación musical de Sadko, hasta que una antigua aparición detiene la fiesta.


Escena VII: Sadko despierta de su sueño a orillas del lago mientras Volkhova se va transformando en el río que une su ciudad al mar. Retomando a su familia y a sus camaradas, cantan todos el esplendor del vasto Mar.


(vídeos Barbebleuei)

Extractos musicales tomados de la interpretación, para el sello Decca, de los solistas, coro y orquesta del Teatro Maariinsky, bajo la dirección de Valery Gergiev. Grabación muy, muy recomendable...







6 comentarios:

pfp dijo...

EXTRAORDINARIA!!!

thanks

gloria abras pou dijo...

Todas son hermosas però la "Canción India" ¿qué belleza!

Barbebleue dijo...

Casi todas sus óperas lo son, pfp

bicos

Barbebleue dijo...

... y las que no están, Glòria!

Tourangeau dijo...

Me encantó tu blog, lo estoy "devorando". Por fin un blog que no es el típico sólo de opera, que me fascina. Felicitaciones.

Barbebleue dijo...

Gracias, Tourangeau! alegría y estímulo encuentro en tus palabras.
Esperamos nuevas olas en el tuyo!