domingo, 5 de julio de 2015

La Flauta de Josep Pons


Había decidido titular esta crónica “Una Flauta sin Magia” pero he pensado que la Música de WA Mozart jamás está desprovista de un cierto halo de prodigio, por muy modesta que sea su interpretación. Por cierto, una cualidad al alcance de muy pocos.

Cerrando la Temporada Lírica de A Coruña 2014-2015 se retomó una coproducción del Festival Mozart con el Liceu barcelonés, con dirección escénica de Joan Font (Els Comediants) ya vista en esta capital, y que funciona extraordinariamente bien en la simbólica ópera del compositor de Salzburgo. Sencillo y elegante, funcional y acogedor, dicho montaje añade además un cierto grado de esoterismo y fabulación muy atractivo para el público, manteniéndose siempre en una visión muy clásica del extraño cuento de Schikaneder.

El punto flojo, y no es poco, ha estado en el aspecto vocal, muy justo y apurado en su conjunto. Al aprobado, e incluso algo más, llegaron las principales voces masculinas: el edulcorado Tamino de Pancho Corujo, y el muy histriónico y sobreactuado Papageno de Borja Quiza (el más aplaudido). Suspenso sin remedio para el Sarastro insuficiente de David Sánchez, quien sin el empaque obligado de tan noble personaje, desaparecía literalmente cuando trataba de bajar a las profundidades de su rol. La Pamina de Mariola Cantarero comenzó muy insegura, para acercarse al suficiente en el segundo acto, por delicada línea de canto y lirismo, aunque fuera de estilo en todo momento, acercándose más a una reina donizettiana que a una princesa del clasicismo vienés. La Reina de la Noche, una estrella en toda Flauta, sustituída a última hora María José Moreno por Helena Orcoyen pecó de lo que tantas Reinas: no es un personaje para una ligera, sino que precisa una vocalidad, como mínimo, de soprano spinto; su primer aria fue un desastre, casi inaudible, y en su segunda, supo al menos dar todas las notas con agilidad. El resto de coprimarios, Papagena, Monostatos, Sacerdote, Hombres Armados, Niños, Coro, correctos, con ganas pero sin magia.

El salvador de la representación ha sido, en mi opinión, el enorme oficio y calidad musical del director Josep Pons al frente de la siempre excelente Sinfónica de Galicia, quien tras dibujar, desde la Obertura, un Mozart cristalino, de diáfanas texturas, y encanto ingenuo, supo echar más de un capote a los cantantes, adecuando los reguladores a las deficiencias vocales y acomodando tanto la orquesta a sus intérpretes que con Sarastro llegó casi a apagar los atriles para que la voz del bajo pudiese escucharse al menos en primera fila. Muchos cantantes todavía le estarán dando las gracias...

Una Flauta de oficio, pues, para una Música que no se puede apagar ni con deficiencias, ni queriendo, ni soplando. Pero si solo se conforman con lo mejor:

(vídeo incontrario motu)

Esperamos mucho más de la Temporada 2015-2016 que ya se ha presentado y que nos propone una Salomé con L. Lindstrom, A. Dohmen y C. Merrit; un Holandés wagneriano con G. Grimsley y E. Metlova; un Trovatore con G. Kundy y A. Arteta; la Partenope de Händel con P. Jaroussky; una Suor Angelica pucciniana con E. Podles y B. Frittoli e incluso, deogratias, un Castillo de Barbazul....

9 comentarios:

gloria abras pou dijo...

Joan Font y su equipo tienen un enorme estilo a la hora de crear atmosferes de cuento como "La Flaura màgica" requiere. Recuerdo su Trabajo en Cenerentola con Di Donato y Flórez y era, pues eso, mágico.
Celebro que Pons dirigiera a la altura del prestigio que se ha ido ganando. En cuanto a los cantantes siento que anduvieran flojos ya que una ópera, cuyas arias van de lo Bueno a lo major, merece una interpretación de lucimiento. El otro día me preguntava que qué habría pasado con Mariola Cantarero. Hoy tu me has contestado. La considero una buena cantante però no parece sacar partido de su voz y su técnica.
Un beso, Barbe.

Esdedesear dijo...

Gracias por iluminar mi versión de la representación con tu análisis en detalle. Lo cierto es que la disfruté mucho, no obstante. Un abrazo.

gloria abras pou dijo...

Donde dije "preguntava" quise decir "preguntaba". El bilingüisme...

pfp dijo...

la de Klemperer me acompaña SIEMPRE... mi favorita entre todas las operas. , cualquier día le dedico un libro!.

besos, y también para Conchi y Gloria

Barbebleue dijo...

Cantarero apuntaba muy alto, pero ha perdido órbita. Pons es seriedad en el podio. Y Mozart, pues lo aguanta todo.

No te preocupes, Glòria, a todos nos pasa... Bicos.

Barbebleue dijo...

No obstante, de éso se trata, Conchita !
Otro abrazo.

Barbebleue dijo...

... pues ya estás tardando, pfp !!!
pero, porfa, la Reina que NO sea azul...

+ besos


pfp dijo...

será negra con coloraturas de rojo devastador...

uno +

Barbebleue dijo...

sea !