lunes, 18 de mayo de 2015

Blues Boy King


Se ha ido B.B. King. Se ha ido una historia viva del Blues. Una leyenda.

El largo camino desde el Blues añejo y rural de los campos de algodón de Misisipi, hasta la electrificada sofisticación urbana de Memphis y Chicago, y el mestizaje con las nuevas generaciones del Rock& Roll y Rhythm&Blues, sin olvidar el Jazz y el Gospel, para la renovación del género.

Infatigable corredor de fondo, siempre en la cúspide, siempre con Lucille como amante, ha dejado una infinidad de discípulos y aficionados huérfanos y a una guitarra viuda y sin vibrato.

Tres minutos de silencio, para escuchar uno de sus primeros éxitos: 
Three O’Clock Blues


(vídeo Ron Levy)

6 comentarios:

pfp dijo...

ojala nos llegaran estrellas tan brillantes como las que nos abandonan.

besos bbzul

Barbebleue dijo...

confiemos en el Cobalto...

besos pefep

Esdedesear dijo...

Qué fantástica expresión del sentimiento es el blues. Grito de dolor y resignación. El más humano por generalizado. Viva el rey.Un abrazo, Barbe

gloria abras pou dijo...

Sobrecogedor cantando y gritando su Lucille. Nunca podré olvidar al rey B.B.
Un beso, Barbe.

Barbebleue dijo...

Una queja fieramente humana, el blues y el rey.

Otro abrazo, Conchita.

Barbebleue dijo...

Clásico ya, por inolvidable.

Otro beso, Glòria.