sábado, 22 de octubre de 2011

Enescu: un Preludio

George Enescu (1881-1955) rumano inmortal, inspiradísimo compositor, violinista virtuoso, afamado director de orquesta, se movió musicalmente entre un gusto desatado por las formas antiguas y una pasión por la tradición popular de su país. Un excelente crisol de modernidad y tradición, de refinamiento culto y sabor folclórico.

Ejemplos abundantes hallamos en su producción para orquesta -Tres Sinfonías, Dos Rapsodias Rumanas, Tres Suites- siempre con un marcado carácter rapsódico.

La Suite para Orquesta N.1 op 9 (1903) se abre con un Preludio al unísono, para cuerdas. Una infrecuente y pura monodia donde la exquisita nobleza popular se solemniza en los timbales:

(vídeo BFZBFO)

4 comentarios:

Anderea dijo...

Al unísono.

Qué bien suena.

Un preludio.

Todo como aquí, en mi país.

Aunque no haya sido tu intención, gracias, Barbeblue.

Josefina dijo...

Gracias por esta música exquisita, Barbebleu, que se abre en un día especial y me ofrece la caricia de una singular finura...
No conocía a este gran compositor y director; !feliz descubrimiento!.

Barbebleue dijo...

Muy bien traído, Anderea, muy bien traído... Suerte!

Barbebleue dijo...

En efecto, Josefina, Enescu es un exquisito, digno de un caricia.¡Felicidades!