viernes, 19 de agosto de 2011

A Classic of Our Time

(La Mortella: villa y jardines de William y Susana Walton en Ischia, en el golfo de Nápoles)

Así, parafraseando el Oratorio de Tippett, podemos referirnos a Sir William Walton (1902 Oldham – 1983 Ischia) o mejor aún usando sus propias palabras “un compositor clásico con fuerte tendencia al lirismo”… un lirismo intenso, elegante, natural, depurado, agridulce, energético.

Su Concierto para Violonchelo y Orquesta data de 1956; fue encargado por el violonchelista ucraniano Gregor Piatigorski quien lo estrenó al año siguiente con la Orquesta Sinfónica de Boston dirigida por Charles Munch.

La partitura es un compendio de las cualidades musicales de Walton: la elegancia refinada y el lirismo punzante, dentro de una estructura neoclásica que podemos calificar como muy personal, merced a unas texturas orquestales nubosas que cobijan a un solista incisivo.

I. Moderato: pinceladas impresionistas en la orquesta para acunar a un lírico solista en un soleado y tibio amanecer (en Isquia): color y sueño.

II. Allegro appassionato: en realidad un scherzo enérgico donde la lucha solista/orquesta solo cesa en la lírica melodía que encuentra el violonchelo, pareciera casi como por azar.

III. Lento: tema e improvisaciones, sombrías, líricas y delicuescentes del chelo, que termina ligando con el tema del moderato inicial y su atmósfera irreal, para desaparecer en un sostenido desmedido, como el Tirreno.

Versión original de la obra en un vídeo de TheWelleszCompany

8 comentarios:

Josefina dijo...

Magnífico concierto que desconocía.
Ha sido, para mí, un paseo extraordinario por el curso de la vida, desde unos comienzos de suma elegancia, una expresión sublime de sentimientos y un ocaso que causa la impresión de lo que puede ser el final del camino vivido.
Estoy emocionada.

Gracias, Barbebleue.

Titus dijo...

Me ha gustado mucho este concierto tan clásico y a la vez tan "of our time". Recomiendo, del mismo autor, el oratorio Belshazzar's Feast.

Barbebleue dijo...

Preciosa descripción del paseo, Josefina. Seguro que la compartiría Sir William...

Excelente recomendación, Titus.

GLÒRIA dijo...

No conocía ni al compositor ni, mucho menos, el concierto. Ha sido un placer saber que existen y tomar buena nota.
¡Feliz verano, Barbe!

Barbebleue dijo...

El placer del descubrimiento, también, Glòria.

Anónimo dijo...

este "Walton" no esta mal.
creo que su mujer tenía una bonita sonrisa y un bonito jardín, así cualquiera...

un abrazo barbazul

pilar

Barbebleue dijo...

... así cualquiera compone un bonito concierto para violonchelo. Pero para que resulte genial conviene que haya dolor.

abrazo

pilar dijo...

la verdad es que me ha sonado tristísimo...