viernes, 10 de junio de 2011

"Six Concerts Avec Plusieurs Instruments" (4)


El Concierto de Brandemburgo n. 4 para violín, dos flautas de pico, cuerda y continuo en sol mayor BWV 1049 es un prodigio de color por la especial configuración de los solistas. Un violín que termina por hacerse el amo del conjunto, y dos flautas, nominadas por JS Bach como Flauti d’Echo, que contraponen su calidez y rivalizan en virtuosismo.
.
No está claro el por qué de la indicación manuscrita del compositor acerca de las flautas: bien por el tipo de instrumento a utilizar o por el efecto de eco que adorna su intervención en el movimiento lento.
.
Para Philip Pickett se trata de la disputa entre Apolo –violín- y el dionisíaco Marsias, cuyo instrumento era la doble flauta –aulos-; razón y pasión en plena lucha, las Musas de jurado.
.
Escuchemos la luminosa versión que nos propone Il Giardino Armonico con el inefable Giovanni Antonini al frente y el excelente Enrico Onofri al violín.
.
Allegro: una larga introducción para un movimiento concéntrico que culmina en una parte central donde se acrecienta la predominancia del violín:
.

.
Andante: a ritmo de zarabanda el ripieno, con su formación completa, arropa el momento de gloria de las dos flautas, en un juego de ecos.
.
Presto: un soleado y rico movimiento fugado a cinco voces, incluyendo las flautas, donde el contrapunto rivaliza con la demostración de virtuosismo violinístico en el más moderno y libre concierto para solista de cuerda. Apollo vincit
.

.
(Vídeos atyafi03)

4 comentarios:

Josefina dijo...

En esta filigrana de virtuosismos, el violin destaca y conduce, en el "presto", el movimiento fugado, un alarde de intensa expresión instrumental...
!Música sublime, la de JS Bach!

Una vez más, gracias Barbebleue, un beso.

Barbebleue dijo...

JS Bach tiene una dimensión más, Josefina.
Besos y gracias para ti.

pilar dijo...

¡ estos Brandemburgos que estas colgando van hacer que pinte a colores a JSB ¡

Barbebleue dijo...

¿colores de tierra para alcanzar el cielo? ¡adelante!