jueves, 19 de febrero de 2009

Giulio Cesare: "Al lampo dell'armi"


"Giulio Cesare in Egitto" de GF Haendel es sin duda una de las cumbres de su producción operística. Su quinta gran ópera fue estrenada en 1724, con el gran castrato Senesino y la soprano Cuzzoni como principales intérpretes, lo que contribuyó a su enorme éxito, así como la grandeza y hermosura de la partitura.
.
Desde la dignidad de la Obertura francesa con la que arranca, la ópera está absolutamente repleta de bellísimas arias, introvertidas, pastoriles, quejumbrosas, angustiosas, impetuosas y batalladoras, y de una variedad estilística y colorido instrumental enormes.
.
Hoy quiero traer al blog el aria para Senesino "Al lampo dell'armi" por la condensada resolución de César, impulsada por las cuerdas.
.
Con todo el inmenso brío,
el enorme dinamismo,
el resuelto ímpetu,
la emocionante intensidad,
la virtud cinética,
la explosión de afectos
el arrojo juvenil,
el elevado dramatismo,
el completo retorcimiento
que transpira,
tal cual una
columna salomónica,
tal cual
el mejor Barroco.
.
Al lampo dell'armi
quest'alma guerriera
vendetta farà.
Non fia che disarmi
la destra guerriera
che forza le dà.
.
Tres versiones Tres:

Marijana Mijanovic
Les Musiciens du Louvre
Marc Minkowski

.

Jennifer Larmore
Concerto Köln
René Jacobs

.

Andreas Scholl
Accademia Bizantina
Ottavio Dantone

Dedicado a Pilar, claro.

5 comentarios:

pilar dijo...

a pesar de que me gusta la decoración funcional y práctica, tengo en casa dos columnas salomónicas, una me la regaló mi madre. Todavía conserva, trozos de pan de oro originales, es bajita y chaparra pero preciosa, aunque no sé nunca que hacer con ella, va por casa de un lado para otro, sin encontrar ubicación, no debiera de haber salido del retablo de la Iglesia a la que supongo perteneció ... la otra columna, es de una madera, no sé, puede que de nogal es alta y esbelta, parece ser de origen veneciano, me la regaló una tía que tengo compradora-caprichosa, también hace muchos años que ronda en casa, pero esta tiene la misión de sustentar a Trosky, el conejo o liebre que dibujó Durero y que yo lo tengo en versión de plástico rojo vanguardista a tope. Cualquier día lo cuelgo en el blog.

Bueno y todo esto a cuento de esa descripción ALUCINANTE que nos haces del aria maravillosa de Händel.Brío, dinamismo, ímpetu, intesidad, dramatismo...

como comprenderás a partir de ahora nunca más voy a poder mirar las comumnas salomónicas con indiferencia...

y va y encima me la dedicas... mil besos y y mille grazie

Mei dijo...

Confieso mi debilidad por el Giulio Cesare de Jennifer Larmore bajo la dirección de Jacobs...

Titus dijo...

Yo llevo un tiempo hipnotizado por Scholl, aunque Larmore también me gusta.

Barbebleue dijo...

Pilar te juro que no sabía lo de tus columnas. Mejor, así han salido al escaparate.

Yo también elijo la versión de Larmore y no sólo por la cantante. Las cuerdas que maneja aquí Jacobs sí que son Alucinantes.

Joaquim dijo...

Orquestamente Jacobs y vocalmente, me encanta la versión de Scholl, aunque la admniración que me causó la Larmore aún perdura.
Me encantan, en general, todas las versiones de esta ópera y es que es muy difícil estropearla, ha tenido suerte en las versiones existentes.