domingo, 7 de septiembre de 2008

XVI domingo tras la Trinidad: “Christus, der ist mein Leben”

La BWV 95 es una de las Cantatas que JS Bach compuso para este domingo del calendario litúrgico. Escrita en su primer año en Leipzig, contiene una muy expresiva aria para tenor “Ach, schlage doch bald, selge Stunde” (Ay, tañe pronto, bendita hora, la última campanada), quien reclama con ansiedad su última hora.
.
Bach escribe una melodía para dos oboes d’amore que corre sobre un pizzicato de las cuerdas, a modo de campanas fúnebres, en una feliz y evocadora imagen:



Adalbert Kraus, tenor
Bach-Collegium Stuttgart
Helmuth Rilling

2 comentarios:

pilar dijo...

ante la insistencia dominical de Bach en tú casa (perdón, en tú Castillo) no me ha quedado otro remedio que repasar tus entradas y leer algo sobre el autor.
¡lo que me he encontrado¡ esto no es una montaña es la cordillera del Himalaya entera y verdadera y yo subiendo al K2 por el lado norte en plena ventisca invernal.
He leido que es el más grande de todos los músicos y el más dificil de abordar, que plantea grandes problema de recepción y que nadie que se acerque a el sale indemne. ¡casi nada¡. Yo indemne seguro que ya no salgo, espero.

Barbebleue dijo...

Eso espero, que quedes contaminada para siempre.
Yo hace mucho que no puedo vivir sin su música, que es lo más parecido a la "armonía de las esferas".
De hecho, fue el primer compositor, digamos que no popular, que escuché con los cinco sentidos (soy hombre, no tengo más)
hace ya mucho tiempo.
Saludos desde el Annapurna I.