jueves, 14 de febrero de 2008

Autocensura ¿?


Si hay algo que me envenena es la hipocresía, la doble moral y el sacrificio de la libertad en el altar de la seguridad.

En Londres han prohibido este cartel anunciador en el metro. No sé si a las mentes bienpensantes les preocupa más la belleza femenina de la modelo o el arte del maestro Cranach.

O, lo que es peor, vivimos tiempos de autocensura en sociedades que creíamos abiertas y avanzadas, lejos de la caverna y el oscurantismo. El paso siguiente se intuye: quemar el original.

¿Un síntoma de la guerra contra el relativismo moral? ¿El medievo islamista ya nos condiciona? ¿Todavía asusta la sexualidad? ¿Espanta la belleza en la era de la cacovisión?

Por favor evitemos que la moral, entendida como represión y dominación, haga añicos un alimento tan preciado como es la libertad. Para contribuir aquí queda, por triplicado, el polémico cuadro.



Hablando de relativización: casi 10 millones de niños mueren anualmente de causas evitables, miseria, hambre, enfermedades, y tampoco hacemos nada… (demagogia ¿?)

5 comentarios:

ximo dijo...

Aun así Barbebleue, ¡qué tristeza!.

Titus dijo...

Este retroceso cultural me recuerda al auge de la teoría del "diseño inteligente" frente a la de la evolución de Darwin en USA. Al final la tierra va a volver a ser plana y el sol va a girar a su alrededor, ya veréis. Quién le iba a decir a Cranach que iba a ser considerado un provocador 500 años más tarde.

Anónimo dijo...

Lo leí y me indigné, pero creo que nos indignamos pocos y poco y así nos va, ¡¡¡vaya mierda de sociedad¡¡¡
Saludos Pilar

Papagena dijo...

Pues sí que estamos bien, me lo habría esperado hasta en el Madrid de Gallardón y Espe, pero...¿en Londres? O_o

Pues si son tan remilgados para el desnudo QUE NOS DEJEN AQUÍ LA VENUS DEL ESPEJO!!!

maac dijo...

La verdad es que es bellísimo este cuadro de Venus. ¿Fuera del metro se podrá ver el cartel sin problemas? ¡Es absurdo!