domingo, 27 de octubre de 2013

En Mar, Abierto_III

Nebulosa Mariposa

III.  Fuga

Superada la ansiedad, se instala la depresión, al darse de bruces con la dependencia y la incapacidad, al tiempo que la autoestima se va por el vertedero.

El baño es su ruedo, sangre y arena; se ha mudado en el laberinto de Minos, donde cada adminículo es un tauro afilado.

La siempre reconfortante ducha se ha transformado también; ahora es una pesada y peligrosa tarea entre tubos de plástico de distintos calibres. Entre ellos está prisionero como en una telaraña sin dueña.

El más indecente es el drenaje; un arpón en el alma con maletín ad hoc. Se fuga el oxígeno, quemando anhelos, incendiando alarmas.

Asoma Brahms, y su viento suaviza el dolor; Trío para Clarinete op 114, Andantino grazioso:


Beaux Arts Trio y George Pieterson (cl)
(vídeo Barbebleuei)

10 comentarios:

Esdedesear dijo...

"Empieza a sentirse perdido. A veces le parece que el continuo espacio-tiempo por el que ha estado navegando se ha partido por la mitad, y que ahora está navegando únicamente por el tiempo, o únicamente por el espacio, no sabe por cuál de los dos y tampoco tiene forma de averiguarlo.
El espíritu, igual que los tendones, se le empieza a distender. No es más que un viejecillo sin hogar perdido en el universo, agarrándose su propia mano para no sentirse solo.
Y luego, durante un día (o noche)inusualmente deprimente,cuando más tenebrosos son sus pensamientos, oye una música que fluye hacia él desde la oscuridad del espacio (o del tiempo), Y la música que oye es tan dulce que da por sentado que tiene que ser una alucinación de su mente trastornada..."
Dedicado.
Desearía llevarte un libro, lo haré en forma de recomendación: Karoo. De Steve Tesich. Este fragmento le pertenece. Libro extraordinario que describe magistralmente la épica tarea de vivir de un hombre. Con todo mi cariño.

Anderea dijo...

Barbe, s

e me fue haciendo un nudo en la garganta o en el corazón, no sé, pero fue algo que me quito la tranquilidad y la sonrisa y me trajo la preocupación, a medida que leía esta entrada.

Luego, no se me cargaba el vídeo.

Me alegra que estés guardando aquí cada uno de esos recuerdos junto a melodías balsámicas.

Que cada día estés más fuerte, mejor.

Un abrazo y... ¡buena semana!

Barbebleue dijo...

Decía Borges que tras pasar la vida leyendo, analizando, escribiendo y disfrutando, había descubierto que esto último era lo más importante. Añadiría yo que disfrutar compartiendo constituye el superlativo. A él me remito con mis músicas y tus libros.

Gracias Conchita, un beso

Barbebleue dijo...

No te preocupes, Anderea! en los próximos capítulos la historia mejora... creo. La música, imposible.

Un abrazo fuerte.

pfp dijo...

...afortunado, elegido de los Dioses, pocos pacientes reciben en un hospital la visita de la MÚSICA ...

un abrazo, barbazul

Barbebleue dijo...

... creo que el Elegido la llevaba puesta, a modo de Consuelo.

un abrazo, pfp

gloria abras pou dijo...

A mi me quitaron un exceso con anestesia local. Ellos eran dos médicos jóvenes y divertidos. También sádicos:
Gloria, ¿Sabes el chiste de aquella chica a la que tenían que quitar un abceso y le cortaron las piernas?
Por cierto, ¿Qué quieres escuchar? ¿Te gusta el Boss?
Pues claro ¡Qué preguntas!
Y empecé a bailar. Tenía piernas.

Un beso, barbe.

Barbebleue dijo...

Puro postureo médico, Glòria.
Un beso.

gloria abras pou dijo...

Estaría atontado en la primera frase al escribir "exceso· por "abceso". Pronto me voy a parecer a la abuelita de la familia Ulises.
Otro beso.

Barbebleue dijo...

No ibas desencaminada, Glòria: todo absceso es un exceso...

Otro.