domingo, 13 de octubre de 2013

En Mar, Abierto_I

Nebulosa Burbuja

AL IR A DORMIR   (Hermann Hesse)

Ahora que el día se ha fatigado,
que mi nostálgico deseo
sea acogido por la noche estrellada
como un niño cansado.

Manos, abandonad toda acción.
Mente, olvida todo pensamiento.
Ahora todos mis sentidos
quieren caer en el sueño.

Y el alma sin más guardián
quiere volar, liberadas sus alas,
en el círculo mágico de la noche,
para vivir profundamente mil veces.

I.   Ingreso

Casi todo comienza por el principio, pero pocas veces éste es el instante más amargo, difícil y doloroso. Cae la tarde.

Cuando las aminas despertadoras se esconden bajo las camas y los corticoides euforizantes saltan por las ventanas, los fantasmas salen a revolotear como vampiros del claroscuro.

Y al echar mano de la razón, atópase con la realidad. Ésta le perfora con su implacabilidad: ruido, hacinamiento, dolor, cargazón, y ¡el baño! … ¡dios santo, si solo cabe la puerta!

El protocolo es claro; le despojan de lo que es, le embuten en un pijama de otra talla, y desaparece bajo dos pulseras con códigos de barras ¡diferentes! La duda le asalta por última vez ¿huir? ¡sería fácil! No, entregarse del todo…

Es lo que hizo mientras nacía la noche… y Elisabeth Schwarzkopf recorría elegante el “Beim Schlafengehen” ("Al Ir A Dormir") de los Cuatro Últimos Lieder de Richard Strauss:


(vídeo Barbebleuei)

12 comentarios:

Anderea dijo...

Reconforta, Barbebleue. También por la mañana.

Pero, al ir a dormir, lo escucharé de nuevo, para deslizarme con suavidad y sin demora en el sueño.

Gracias, que tengas un día espléndido.

Barbebleue dijo...

Al ir a dormir es aún más espléndido que el día que me has ofrecido. Gracias, Anderea.

Reconfortante!

pfp dijo...

esta vez el texto; el Ingreso, por lo humano, por lo cercano, me impresiona más que la banda sonora...

abrazo

gloria abras pou dijo...

Me he preguntado miles de veces si alguien ha cantado las "Cuatro últimas canciones" de una forma más bella y straussiana que la que nos ofrece Schwarzkopf. Oírla, escucharla es sentir y ver al mismo Strauss componiendo.
¡Y pensar que hay quien califica al músico austríaco de "sub-wagner"!.
Un beso, Barbe.

Barbebleue dijo...

pues ya es impresionar, pfp!
porque el lied es impresionante.

abrazo

Barbebleue dijo...

Para mi, nadie; le va como anillo al dedo (y no me refiero al de Wagner)

Richard Strauss es una necesidad!

Un beso, Glòria

Esdedesear dijo...

No te despojan de lo que eres, "eres un despojo". Se abre un paréntesis. No te entregas, caes en un abismo. Huir? Si. Pero no de todo, solo de estos protocolos. Nadie habla de ello. Es la asimetría total.
Un abrazo grande, Arturo.

Barbebleue dijo...

Incluso en lo terrible habita lo bello, Conchita; lo decía el poeta: es su comienzo, justo lo que todavía podemos soportar.

Un abrazo fuerte.

Anderea dijo...

¿Estás bien, Barbe?

Barbebleue dijo...

ahora sí, Anderea

Anderea dijo...

¿Has estado malito? ¿Te han operado de algo? ¿Estás pachucho? Me alegra que ahora estés bien.

Cuídate mucho. Mu-cho.

Un abrazo y que sea un buen fin de semana.

Barbebleue dijo...

Gracias, Anderea
continuamos...