domingo, 5 de mayo de 2013

Recuerdos en forma ternaria


"lo más terrible se aprende enseguida
y lo hermoso nos cuesta la vida..."

Yo tuve un amigo.

Tierno y frágil, claro y tenaz. Comprendo ahora que era su flexibilidad lo que le hacía robusto. Heredada, aprendida en su humilde casa, en cuya puerta cada día se abría un mundo sin hacer. Una creación que comenzó en un trabajo de adolescencia, en una papelería-librería. Mientras unos peleábamos con los libros diurnos, su empeño le llevó al nocturno; a terminar lo inacabado, por sus propios medios.

Su padre, viejo comunista represaliado, perdía las pestañas, nunca la dignidad, en un pequeño local anexo a un antiguo portal de piedra, donde guardaba lecturas prohibidas, movía papeles de clandestinas citas, y arreglaba, con la sabiduría del oficio, viejas plumas estilográficas que transformaban rotundas palabras en hermosos dibujos caligráficos. Ya lo decía Paul Klee, el dibujo es una línea que sale a pasear. Creo que en esa oquedad nació inconsciente mi amor por las plumas y su función, también por el olor de la tinta, una suerte de feromona irresistible. Y todo bajo las frecuentes visitas, nada amistosas, de la brigada político-social.

Más escasas pero mucho más amistosas eran mis visitas a su casa. En un trasteado tocadiscos monoaural, aquellos cuya tapa era el altavoz, ubicado en el dormitorio de mi amigo que compartía con su hermano menor, escuché por vez primera unos versos musicados con amor sexual y amor social, amor horizontal y amor vertical. Allí, sentado en su alta cama me llegó, como del rayo, el decir de Silvio Rodríguez, su Era, su Playa Girón, su Elegido,  su Propiedad Privada, y muchas otras…

Sí, claro, yo tuve un amigo.


(vídeo jfloresu )


(vídeo pablomauser)


(vídeo EILEENDRAGOUEEN101)

Lo que hace bien poco parecía antiguo, ahora mismo es un clásico...

6 comentarios:

Anderea dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anderea dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anderea dijo...

Siento los borrones, Barbebleue.

Barbebleue dijo...

Estás en tu casa, Anderea...

Esdedesear dijo...

Estando, como está, mi sensibilidad quebrada por algo que no es el dinero ni el amor (adivinanza), se alimenta,"a los pocos" de otras energías, como la que siempre encuentro en tu castillo- Que decir de Silvio,forma parte de nuestro mejor patrimonio, he sentido la misa emoción escuchándolo ahora que antes. !Ahí es nada! Gracias,Barbe.

Barbebleue dijo...

Conchita, siento que el "quiebre" se produzca en esa fracción tan importante de la trilogía. Ojalá llegue a alimentarse pronto "a los muchos".

Silvio también ayuda a dar batalla...