sábado, 5 de noviembre de 2011

El Cisne negro y el Fauno

Alphonse Mucha -detalle-
.
El Cisne de Tuonela (1894) constituye la segunda parte, el movimiento lento, de la Suite de Lemminkainen op. 22 (Cuatro Leyendas para Orquesta) de Jan Sibelius, basadas en episodios del poema épico nacional finés Kalevala.
.
“Uno de los cantos más bellos sobre la muerte jamás compuestos en música” (Marc Vignal) nos describe con apacible melancolía el majestuoso cisne que habita el negro río de Tuonela, el reino de la Muerte.
.
El largo monólogo melódico del corno inglés inunda la pieza con su irreal tímbrica sobre las ondulantes superficies de las cuerdas más agudas, y una oscura y sorda llamada de los timbales nos sitúa ante la solemne eternidad. Escuchemos la obra bajo la dirección de Paavo Järvi:


(video mangott)
.
Contemporáneo, análogo y antitético a la vez, nacía el Fauno de Claude Debussy. Preludio a la Siesta de un Fauno (1894) es una ilustración musical del poema homónimo de Stéphane Mallarmé.
.
Una voluptuosa y muelle pieza orquestal de refinado timbre cristalino; siendo esta vez la flauta el hilo conductor con su cromático tema del fauno, a la luz del sotobosque. Oigamos la versión del maestro Stokowski:

“Sylvain d’haleine première
Si la flûte a réussi
Ouïs toute la lumière
Qu’y souflera Debussy”
(S. Mallarmé)
.

(video agustigula4)

6 comentarios:

GLÒRIA dijo...

Conocía esta hermosa melodía sin saber que era de Sibelius. Gracias por informarme. Es bellísima.

pilar dijo...

a mí Barbazul,me gustaría saber porqué a Debussy no le gustaba que denominaran su música como impresionista, a mí me lo parece,.. imagino su pluma sobre la partitura, arrastrando azules y grises,negros y blancos, haciendo caer sobre el pentagrama notas de todos los colores... una pasada¡¡¡

Josefina dijo...

Silencio de noche oscura, abismo de sentimientos, últimos vestigios de una vida, suspendidos en el aire que aún se mece luchando con los vacíos infinitos de lo impensable, con un verdadero arte de seducción nunca soñada, atrae sin dilación posible, al inicio de una eternidad deseada y temida desde siempre.

El cisne de Tuonela, ese canto a la muerte, con su bellísima melodía, la redime, la dignifica y hace de ella, una plácida espera...

Debussy, esa filigrana de colores que tan bien describe Pilar, me hace sentir algo distinto. Conocía la música y al escucharla, siempre pensé ser un violín cuyo arco pudiera cimbrear mi corazón, al unísono y en perfecta comunicación.

Como siempre, gracias Barbebleue.
Un beso.

Barbebleue dijo...

Además, Glòria, el corno inglés, con su color, la hace aún más hermosa.

Barbebleue dijo...

Pilar, diga lo que diga Debussy, su música es de impresión...

Barbebleue dijo...

La placidez en los diferentes sentimientos unifica ambas partituras, Josefina.