domingo, 9 de agosto de 2009

Noveno domingo tras la Trinidad: BWV 105

La Cantata de 1723 para el día de hoy “Herr, gehe nicht ins Gericht mit deinem Knecht” (Señor, no juzgues a tu siervo) encierra en su maestría compositiva un aire contemplativo y de serenidad en la fe, a través de la alegoría musical.
.
El aria da capo para tenor ‘Kann ich nur Jesum mir zum Freunde machen’, en su predilección por Jesús, contrasta las rápidas y mundanas figuraciones del violín con la seguridad de la trompa, dejando una elástica sensación de optimismo:

.
video
Adalbert Kraus
Bach-Collegium Stuttgart
Helmuth Rilling

1 comentario:

Josefina dijo...

Ese aire contemplativo que la música de JS Bach nos hace respirar este domingo, inunda de esperanza cierta: inútil es el sufrimiento que causan, a veces, los juicios de este mundo.
Gracias, Barbebleue.