lunes, 11 de febrero de 2019

Death Don't Have No Mercy


El reverendo Gary Davis (1896-1972), nativo de Carolina del Sur, fue uno de los grandes nombres de la época en blanco y negro del Blues, tanto como compositor y cantante, como guitarrista.

Su influencia y magisterio impregnó a gran cantidad de estrellas americanas de la década prodigiosa del Rock (1965-1975): Stefan Grossman, David Bromberg, Steve Katz, Dave Van Ronk, Larry Campbell, Bob Weir (Grateful Dead), Bob Dylan, Jorma Kaukonen (Jefferson Airplane) o John Sebastian (Loving' Spoonful).

Su impresionante tema "Death Don't Have No Mercy" conoce muchas, variadas y hermosas versiones de estas grandes figuras. Antes de revisar algunas de ellas, escuchemos la original:


Bob Dylan, en sus inicios:


La electrificada e instrumental versión de Grateful Dead:


La elegante recreación acústica de los Hot Tuna de Jorma Kaukonen:


La siempre proteica lectura de Mark Lanegan:




8 comentarios:

pfp dijo...

me quedo con el Reverendo y con Mark!

par de besos a tu Castillo, barbazul

Barbebleue dijo...

añado a Jorma Kaukonen, una debilidad!

bicos, pfp

Mara dijo...

Gracias, Barbe!

Barbebleue dijo...

El agradecido soy yo, Mara!

Mara dijo...

Pues... Ya somos dos!
Buenas noches.

Mara dijo...

Barbe, y... Cuando te venga bien, ¿una de clasica?

Ya sé aquello de "Contra el vicio de pedir...". Pero no seas virtuoso en esta ocasión, por favor.

Si a pfp y a ti no os importa, a mí me da igual que sea "repe". Lo digo para que no te suponga mucho esfuerzo.

Buen domingo a los dos y a quienes por aqui se acerquen.

Barbebleue dijo...

No gusta el Blues?

Mara dijo...

A mí...


Pero... Tengo delito. He dejado de ser una urraca ladrona para convertirme en una pedigüeña.

No me hagas ni caso, Barbe. Y ya aprenderé a disfrutar un poquito más del blues. Recordáis aquel anuncio de una famosa tónica? Pues con esto... Igual!

;)