domingo, 8 de mayo de 2016

Rarezas del genio: "Blind Willie McTell"


En 1983 Bob Dylan editó posiblemente su último gran álbum hasta la fecha: Infidels. Grabado en Nueva York por una compacta y versátil banda encabezada por Mark Knopfler y Mick Taylor a las guitarras, y agitada por una sección rítmica de primer nivel como eran los jamaicanos Sly Dunbar y Robbie Shakespeare.


Las sesiones de grabación del álbum fueron muy fructíferas, dejando abundante material sobrante en la edición final del disco. Entre los temas que quedaron descartados, para sorpresa de los músicos que intervinieron -Knopfler todavía se lo está preguntando- y posteriormente de toda la crítica y la inmensa mayoría de sus seguidores, está “Blind Willie McTell”. Para algunos puristas, una de las cuatro o cinco mejores canciones escritas por Dylan.

Un lamento de blues, dedicado a un pionero del género, y basado remotamente en la popular melodía de “St. James Infirmary Blues” de la que recientemente nos hacíamos eco en el Castillo: St. James Infirmary

Por una de esas rarezas del genio tuvimos que esperar a la edición de las Bootleg Series Volumes 1-3 [Rare & Unreleased 1961-1991] (1991) para poder disponer de tan formidable tema en una grabación comercial.

Escuchemos de nuevo desgranar el estribillo "Nobody can sing the blues like Blind Willie McTell":


Bob Dylan & Mark Knofler- Blind Willie McTell (Acoustic version) from Abhilash Baruah on Vimeo.

6 comentarios:

gloria abras pou dijo...

Suena inequívoco el lamento de lo que ha dado en llamarse "América profunda". Pese a que la voz de Dylan me disgusta la canción es muy estimulante, la melodía triste -blues- y el negro ciego quejándose en el fondo de algún reducto anónimo y oscuro.
Un petó.

Barbebleue dijo...

Incluso la fea voz de Dylan encaja en el tema...

Un bico.

pfp dijo...

por qué fea? digamos distinta, peculiar, poco habitual en nuestros depurados registros auditivos... a mi ME GUSTA SU VOZ y desde luego su cantar...

besos a la poeta y al poeta... y a Bob

Barbebleue dijo...

digamos que para los cánones clásicos las cualidades de su voz dan resultados más bien bajos; personalidad desde luego no le falta, en la voz y en el cantar.

besos a la artista, y al poeta Bob.

pfp dijo...

no soy yo nada canónica. Me gusta reivindicar lo raro, lo inusual y lo diferente.... belleza a toneladas...

Barbebleue dijo...

pues el Canon de Pachelbel está muy bien...