domingo, 10 de agosto de 2014

Hermosura

(zarcillos de vid surgiendo de una flor de hortensia paniculata)
foto Barbebleue

Se podría pensar que es noche oscura,
travesía,
sin luz, sin esperanza.
Se podría creer que el sol volviera,
desierto
de ruido y polvo.
Se podría esperar en vano la madrugada,
porque cuando beso tus labios
siempre cierro los ojos...

Se podría suponer que no es más que una obertura; un preludio expositor de temas y motivos. Vana suposición.

Se podría sentir una sublime introducción; un milagro musical. El más celestial crescendo que se ha escrito, en irresistible color azul plateado (T. Mann).

Se podría culpar a los etéreos violines in divisi, revoloteando en el agudo. Al color terrenal de las maderas recogiendo el tema; a la feliz explosión de acordes en los metales, a golpes de timbal. A la melodía lenta, sutil y obstinada; al cromatismo sincopado que la impregna. Al diminuendo final hacia regiones originarias; a la exposición lumínica que irradia. A la atmósfera de misterio que levanta… Todo, todo ello es el culpable de la Hermosura.

Se podría creer que Algo ha bajado del Cielo. 
Es Richard Wagner y su Preludio al Acto primero de Lohengrin.

Barbebleue


(vídeo Barbebleuei)
Lovro von Matacic
Bayreuth 1959

8 comentarios:

gloria abras pou dijo...

El apunte casi supera al hermoso preludio. Vaya, que escribes como Wagner compuso.
Un beso.

Barbebleue dijo...

Gracias, Glòria! viniendo de quién viene es mucho más que un elogio... pero la comparación con don Ricardo, me supera!

Un beso.

pfp dijo...


muchas veces he escuchado esta música divina con los ojos cerrados, y siempre la he visto del color del cisne, sobre agua blanca, plateada, divina...

gracias, barbazul, por la hermosura también de tus palabras.

Barbebleue dijo...

no hay otra manera de disfrutar del azul plateado: tiene que ser con los ojos cerrados.

un beso, divina.

Josefina dijo...

Con los ojos cerrados "no me hagas vivir sin música" canta el coro en una tragedia de Eurípides
y esta invocación se repite como un eco en uno de los poemas de Czechowicz: "Protégenos de una vida vacía sin músicas ni cantos".

Sublime como tus palabras, Barbebleue, de una Hermosura sin límites y como dijo el compositor Bernsstein. los tonos armónicos son la "prefiguración del universo" que, en tus palabras dan sentido al Amor, a la Vida.

Barbebleue dijo...

Hermoso círculo de citas, querida Josefina, que redondea ese Universo de Amor y Vida al que todos aspiramos, suspirando...

Mara dijo...

Sí, se podría.

Es una bellísima entrada.

Gracias, Barbebleue.

Barbebleue dijo...

Gracias por el piropo, Mara.

Sí, se podría!