domingo, 3 de febrero de 2013

El Cuarteto de Ravel


Muchos de ustedes, a primera vista, habrán pensado en otra obra del genial Ravel; pero si algo caracteriza al Castillo es su imprevisibilidad, cuando no una querencia por ahuyentar con sus elecciones musicales a algunos paseantes desprevenidos.

Siguiendo esta máxima, nos atrevemos hoy con otra obra insólita: el único Cuarteto de Cuerda, en Fa mayor, de Maurice Ravel, tildado por el autor como “fuerza ingenua”. Se trata de una obra de juventud, pues fue estrenado en 1904 en la Société Nationale, y comparado desde ese mismo momento con el también único Cuarteto de Claude Debussy. Es cierto que ofrece ciertas similitudes, pero asimismo grandes diferencias

Algunos epítetos ofrecidos a la música de Mozart pueden perfectamente ser trasladados al arte de Maurice; así Claridad, Pureza, Elegancia, Perfección formal, cobran todo el sentido; por supuesto en este precioso Cuarteto de Cuerda también. Más aún, en su primer movimiento Allegro Moderato - Très Doux, en forma sonata con dos temas cíclicos, llega al puro Refinamiento a través del más hermoso Preciosismo:


El segundo movimiento Assez Vif - Très Rythmé, a modo de Scherzo con Trío, es un ejercicio desatado de juego rítmico resaltado por un uso formidable del pizzicato.


(vídeos thegoodgeneral)

6 comentarios:

pfp dijo...

barbazul, a quién se puede ahuyentar con este cuarteto expléndido de Ravel?,.. solo a las malas sombras, traidoras.

un abrazo, y siempre gracias.

Allau dijo...

Con este cuarteto se hacía la luz en 'El sur' de Erice. Desde entonces, lo adoro.

Barbebleue dijo...

pfp, como bien dice más abajo Allau, este cuarteto hace luz sin sombras...

gracias, y un abrazo siempre.

Barbebleue dijo...

... yo también lo adoro desde que lo conocí, Allau. Me refiero a Maurice.

Anderea dijo...

"este cuarteto hace luz sin sombras...

gracias, y un abrazo siempre".

De este blog "robaría" hasta vuestros diálogos. Quizá algún día lo haga.

La Gaza Ladra (?)

Barbebleue dijo...

¡Róbame algo, Gazza!