sábado, 21 de julio de 2012

El piano transparente de Mozart: Sonatas (5)


"...
Que entre en el ojo la sencillez, como una mesa sobre la que nada ha sido puesto, como una mesa que ni siquiera es una mesa todavía."  (Nocturno del poeta que amaba a la luna)
Mark Strand

En pleno proceso vital de depuración aparece en 1788 la Sonata en do mayor, denominada facile (o semplice) KV 545; una obra semididáctica y semialimenticia en palabras de los Massin, pensada para principiantes, pero que aporta todo el Clasicismo en estado puro, por construcción y desarrollo. En su sencillez técnica explota la claridad meridiana y el humilde color de la Belleza. 

Asentada sobre el denominado Bajo de Alberti, la mano izquierda nos lleva desde el Allegro inicial, ingenuo y diáfano, pasando por un Andante reposado digno de la siguiente centuria, hacia un  Rondó allegretto, juguetón y apretado, como conclusión

Una maravilla que pasamos a escuchar completa en las manos de Mitsuko Uchida:

 
(carrangelpianofan1)

4 comentarios:

Anderea dijo...

En medio de tanto "ruido"... gracias, Barbebleue.

pfp dijo...

un instante, una eternidad, no consigo aclararme, pero algo así debe ser la felicidad.

gracias barbazul

Barbebleue dijo...

A pesar del "ruido", tu visita... gracias, Anderea.

Barbebleue dijo...

es curioso cómo la Música, que es tiempo, nos lleva hacia la Felicidad, que es la ausencia de esta dimensión.

gracias pilar