sábado, 31 de marzo de 2012

El piano transparente de Mozart: Sonatas (2)

La Sonata nº 6 en Re mayor K 284 “Dürnitz”, integrada en la primer grupo de sonatas para piano, es la más elaborada, brillante y expansiva de todas ellas. Fruto de un encargo en Munich por parte del Barón Thaddäus von Dürnitz, fue escrita en 1775 y es considerada como la primera realmente mozartiana, traductora de su personalidad musical; una partitura que Mozart siempre mantuvo en repertorio.
.
Tras un convencional Allegro, tal vez más amplio y sinfónico; un Rondó en Polonesa, rico en ornamentación y deudor de un tempo rígido, Mozart da rienda suelta a una de sus formas musicales favoritas, y más logradas: las variaciones, la transformación temática, que rellenan la atmósfera musical de “acentos inéditos, íntimos y misteriosos”
.
Así el tercer movimiento es un Andante con Tema (una gavota de melodía en corcheas y bajo quebrado) y XII Variaciones, agrupadas por carácter. Y es en la XI, un Adagio Cantabile de florido ornato y delicado sentimiento, donde Mozart logra elevar el vuelo lírico a unas alturas propias de su madurez y de su legado. Con la duodécima, resuelve la obra con un energético final...
.
Pasemos a escuchar estas dos últimas variaciones en la soberana interpretación de Maria Joao Pires:
.

(vídeo Barbebleuei)

2 comentarios:

Anderea dijo...

¿Más!

Me he sentido tan bien escuchándolas. Gracias, Barbebleue.

Que tengas una tarde deliciosa.

Barbebleue dijo...

¡Más! la transparencia acuosa es incontenible y benefactora, Anderea.

Feliz abril.