viernes, 17 de febrero de 2012

El piano transparente de Mozart: Sonatas (1)

On croirait voir la robe ou l'ombre transparente
D'un esprit qui voyage et passe dans les cieux
-Baudelaire-
.
Conviene insistir: el genio musical de WA Mozart encuentra en el piano su medio más natural de expresión; engloba y expone toda su potencia creadora, que es inmensa y que trasciende a lo conocido como música de entretenimiento. Va mucho más allá del denominado estilo galante, deudor en su caso de FJ Haydn, para transmitirnos una Belleza clásica y refinada.
.
Mientras, Él, a lo largo de su vida iba clarificando su propio lenguaje sonoro, hasta llegar a la transparencia absoluta y esencial. Así lo vamos a ir descubriendo mientras recorremos esta mini serie sobre sus Sonatas para Piano, demostrando, una vez más, la bendita inutilidad del Arte. La Estética como fin...
.
Dejando obviamente aparte sus primeras Sonatas, obras infantiles, perdidas en su totalidad, comenzamos por un primer grupo de seis Sonatas escritas entre el otoño de 1774 en Salzburgo y comienzos de 1775 en Mannheim: las KV 279-284.
.
Sonata en si bemol mayor KV281: obra plenamente galante, intrascendente, pero ¡ay, cuán hermosa!; como todas, escrita en tres movimientos; y como casi todas, con la más alta cota de seducción habitando en su movimiento lento:
.
II. Andante amoroso: suavidad, delicadeza, elegancia,... en las manos de la exquisita Maria Joao Pires:
.
(vídeo Barbebleuei)

3 comentarios:

Allau dijo...

No la llames galante, llámala hermosa. O, si no, nos iremos a otro país que no sea Mozart.

pilar dijo...

qué tal hermosamente galante?

Barbebleue dijo...

o simplemente escucharla, sin adjetivos ni banderas.