viernes, 2 de septiembre de 2011

Oboe, Flauta ¿o Voz?

flor de Psychopsis papilio (colección privada de Barbebleue)

En el verano de 1777 WA Mozart todavía se encontraba bajo el sombrero de sinople del Príncipe-Arzobispo Colloredo en Salzburgo, para cuya Capilla recibió el encargo de componer un Concierto para Oboe conocido como Concierto Ferlendis K.271, pues tal era el apellido del primer oboe de la orquesta. Durante su viaje a Mannheim de ese mismo año, Mozart le entregó una copia a Ramm, oboísta de la Orquesta de Mannheim. Pero fue en 1920 cuando Bernhardt Paumgartner descubrió en el Mozarteum las partes separadas de dicho concierto en Do mayor.

Un concierto en tres movimientos, de gusto francés, que tras un Allegro aperto vivaz y juguetón, un Andante non troppo de tierna línea melódica, termina en un Allegro Rondó con un animado tema principal rico en alegría, frescura y delicadeza, ligero y aéreo:


(vídeo bartje11)

Bien conocido es el poco aprecio que sentía Mozart por el oboe, así que no es de extrañar que al año siguiente, a propósito de su viaje a Mannheim y de un encargo de De Jean, realizase una transposición del mismo para flauta, modificando la tonalidad principal a Re mayor, convirtiéndose en su Segundo Concierto para Flauta K.314. Escuchemos el tercer movimiento rondó en esta instrumentación:


(vídeo whomakemefeel)

La frescura, la gracia aérea, la ligereza del movimiento evocan la delicadeza de la flor del papilio...

Pero no terminaría ahí la aventura musical del tema del Rondó. Poco tiempo después sería transcrito para voz en el aria de Blonde “Welche Wonne, Welche Lust” de su ópera Die Enfuhrung aus dem Serail, que pasamos a escuchar en versión de Desirée Rancatore en el aéreo, delicado, ligero y bellísimo Palacio Topkapi de Estambul:


(video elias12186)

Escojan, escojan...

9 comentarios:

Josefina dijo...

Se intuye mejor a Mozart en su concierto para flauta en re mayor, pero elijo el oboe de do mayor.

La voz, un bello y travieso juego como el pájaro inquieto que canta y distrae.

Gracias y un beso, Barbebleue.

Joaquim dijo...

Hola Barbe, de retorno al Castillo después de muchos días sin comentar, que no quiere decir lo mismo que visitar.

Yo descartaría el oboe y casi seguro que me quedaba con la flauta, aunque el aria de Blonde resulta deliciosa.

ya de debemos elegir, elijo la flauta, si.

Barbebleue dijo...

Josefina, este tema melódico, aún en su simplicidad, contiene toda la esencia de Mozart; al menos del más joven e ingenuo...

Un beso.

Barbebleue dijo...

Bueno, la elección es un mero ejercicio de comparación y asimilación, nunca de renuncia. Gracias por la fidelidad, Joaquim.

Esdedesear dijo...

No puedo escoger. Mozart es como el "negro " da con todo. (permítaseme la banalidad), Pero como tu invitas, por suerte, me quedo con los tres. Muchas gracias. Un abrazo.

Barbebleue dijo...

... da con todo, y nunca es suficiente, Conchita.
Otro abrazo.

pilar dijo...

a pesar de que la interpretación del virtuoso Holliguer me ha parecido sensacional,y que el aria del Serallo es también fantástica, casi, casi, que me quedo con la flauta, y con tu orquídéa Psychopsis, que he visto con el zoom que tiene cara, ojos, nariz, y boca,...¿canta?

Barbebleue dijo...

querida pilar no olvides que "las flores son el paseo de vuestra fantasía en derredor de vuestra voluntad" (Baudelaire)

pilar dijo...

no me lo pones facil con esta cita de Baudelaire, Barbazul, nada facil, pero es bonito...