martes, 30 de junio de 2009

Variaciones Diabelli

.
El opus 120 que Lv Beethoven culminó en 1823, tuvo un curioso origen: en 1819 el compositor y editor Anton Diabelli invitó a otros colegas a escribir variaciones sobre un pequeño y prosaico vals urgente que él mismo había compuesto. Nada entusiasmado con la idea ni con el tema, Beethoven fue demorando la finalización de su proyecto hasta completar una obra maestra y su partitura pianística más extensa.
.
Comparadas con las sublimes Goldberg de JS Bach, estas treinta y tres variaciones supusieron una cima de la literatura pianísita, cosechando encendidos elogios:
.
- "una gran e importante pieza maestra digna de ser colocada con las imperecederas creaciones de los viejos clásicos" (Diabelli)
- "la más grande de todas las composiciones pianísticas" (Alfred Brendel)
- "un microcosmos del arte de Beethoven" (Hans von Bulow)
.
Partiendo de tan vulgar y simplón tema, Beethoven desarrolló todo el arte de la variación melódica y armónica, en un repaso a fondo de una forma que retomaría Brahms en pureza y altura.
.
Escuchemos una concluyente muestra en los siempre fascinantes dedos líricos de Claudio Arrau:
.
Tema:
.
video

Variación XXII molto allegro (notte e giorno faticar…DG) un guiño humorístico de genio a genio:

video

.
Variación XXXI largo molto espressivo, un aria de amplia evocación, instantes casi chopinianos de tiempo detenido, que engendran una liquidez musical de tal pureza que se escapa entre nuestros dedos como agua, refrescando y saciando nuestro interior…
.

domingo, 28 de junio de 2009

Tercer domingo tras la Trinidad: BWV 21

"Ich hatte viel Bekümmernis" (Yo tenía una gran aflicción) en tono desolador, es una Cantata temprana de JS Bach, estrenada en Weimar en 1714 y con sospechas de haberse interpretado, al menos parcialmente en 1713, en la Liebfrauenkirche de Halle. El curso de la obra, oscilando entre textos atribuídos a Salomo Franck y citas bíblicas, describe el camino del alma de la necesidad y el triunfo a través del consuelo.
.
La Sinfonía de apertura, un adagio en do menor, de melancólica línea melódica, suave walking bass, apasionada en sus disonancias y arrebatadora en el uso del oboe, prepara el ambiente de desolación para el Coro siguiente 'Ich hatte viel bekümmernis', acentuado por la repetición de la palabra ‘ich’, dividido en dos partes bien definidas –luz y oscuridad- (la primera extraída de un concierto de Vivaldi) y escrito en la forma más altamente bachiana: la fuga
.
video
Sinfonía
La Chapelle Royale
Philippe Herreweghe

.
video
Coro
Collegium Vocale Gent
La Chapelle Royale
Philippe Herreweghe

miércoles, 24 de junio de 2009

Carmignola y Mozart: seducción

Giuliano Carmignola ha sido artista residente del actual Festival Mozart de A Coruña. El violinista de Treviso interpretó el pasado fin de semana la integral de los conciertos para violín de WA Mozart en medio del delirio del público asistente. Desde su instrumento solista (ignoro si desplazó el Stradivarius “Baillot” de 1732 de su última grabación o asía su habitual Floreno Guidantus de 1739) dirigió a la OSG convenientemente aligerada de efectivos, pero con su excelente concertino, Massimo Spadano, al frente, en el cual delegó Carmignola, con gran complicidad, las tareas de conducción de los atriles orquestales. Una orquesta de instrumentación moderna, pero plenamente adaptada a la lectura de época de las partituras
.Ya desde el tercer compás del primer concierto, por señalar un momento, el sonido de Carmignola inundó de belleza y dulzura el Teatro Colón coruñés, con su elegante expresividad, su inmaculada musicalidad, tempi vivos y brillantes, claridad superior en la articulación, espectacular digitación, delicados y contrastados ataques, rubato cohibido evitando toda deriva romántica, vibrato parco y contenido, y un refinadísimo arco que más bien parecía la pluma del más real de los pavos.
.
La OSG le seguía, ensimismada, ofreciendo proteínas donde eran necesarias, rica y precisa, clarificando texturas hasta límites cristalinos, y embelleciendo la obra con mil colores; en las cadenzas (utilizó las de su querido maestro Franco Gulli) los atriles de cuerda no perdían detalle. Disfrute y deleite.
.
El goce era máximo, nos hallábamos ante MÚSICA en estado PURO; en lo que a mí respecta señalar que mientras mi mano derecha seguía el compás, con la izquierda estaba unido a esa señora esquiva llamada Felicidad.
.
Escuchemos dos movimientos en la excelentísima versión que ha grabado Carmignola con la Orquesta Mozart, una orquesta historicista repleta de jóvenes y sobradamente cualificados músicos, dirigidos por el gran maestro Claudio Abbado, en otro de sus fenomenales proyectos de instruir deleitando. Una lectura esencial y teatral. Un disco imprescindible.
.
Concierto n.3 K 216: II. Adagio: uno de los movimientos más bellos y poéticos de Mozart. Para los amigos de las comparativas, AQUÍ pueden escuchar la versión de Pinchas Zukerman:
.
video
.
Concierto n.5 K 219 Turco: III. Rondeau: una admirable colección de variadas líneas melódicas, con un trepidante Trio, más húngaro que turco, que en su dinamismo nos invita a ser felices:
.
video

domingo, 21 de junio de 2009

Segundo domingo tras la Trinidad: BWV 76

“Die Himmel erzählen die Ehre Gottes” (Los cielos proclaman la gloria de Dios) es la segunda Cantata que compuso JS Bach en su nuevo destino de Leipzig en 1723. Es además una de las más extensas y ricamente orquestadas, subdividiéndose la obra en dos partes de siete movimientos cada una.
.
El gran coro de apertura, una fantasía coral, utiliza versículos del Salmo 19; musicalmente se abre con una introducción instrumental liderada por la trompeta, tras la que los solistas vocales van reclamando el canto de gloria del coro en un sublime coral fugado:
.
video
Bach Collegium Japan
Masaaki Suzuki
.
La segunda parte de la Cantata se inicia con una Sinfonía en forma de sonata en trío para oboe d’amore, viola da gamba y continuo. Una pieza camerística que evoca los recientes ambientes cortesanos frecuentados por Bach:
.
video
Bach Collegium Japan
Masaaki Suzuki

miércoles, 17 de junio de 2009

Usignoletto bello RV 796

La Cantata de Cámara para voz solista, algunos de cuyos máximos especialistas fueron Alessandro Scarlatti, Benedetto Marcello o Antonio Vivaldi, entró a mediados del dieciocho en una vía muerta, pero su sustancia musical fue traspasada a canciones y arias de concierto, con el advenimiento del clasicismo.
.
“Usignoletto bello” es una cantata para soprano y bajo continuo de Antonio Vivaldi que pertenece a sus denominadas Cantatas de Dresde, pues en la Biblioteca de esta ciudad alemana se guarda un manuscrito de la obra. Recientemente se ha descubierto otro, de la pluma del padre de Vivaldi, escrito en una tonalidad diferente.
.
Estructurada en dos arias con un breve recitativo en medio nos evoca, en la soleada luz musical del prete rosso, un dulce y quejumbroso paisaje arcádico. Escuchémosla en la que supuso su primera grabación mundial: la voz de Nicki Kennedy acompañada por el grupo Modo Antiquo del siempre magnífico Federico María Sardelli
.

domingo, 14 de junio de 2009

Primer domingo tras la Trinidad: BWV 39

El 23 de junio de 1726 estrenó JS Bach en la Thomaskirche de Leipzig su cantata “Brich dem Hungrigen dein Brot” (Comparte tu pan con el hambriento) una obra maestra, simétrica, dividida en dos partes para antes y después del sermón.
.
El Coro inicial, una pieza magistral, recoge versículos del libro de Isaías:
.
Comparte tu pan con el hambriento
y alberga en tu casa a los pobres errantes

Entonces nacerá la luz como la aurora
y tu herida será cicatrizada
...

.
Musicalmente se estructura de forma tripartita, comenzando con una sinfonía dibujada en las flautas dulces, oboes y cuerda, y terminando a la luz de la grandiosidad de una fuga. "Variado, flexible, imaginativo, cada frase de su texto se refleja en música de soberbia calidad" (Whittaker)
.
video
The Monteverdi Choir
The English Baroque Soloists
John Eliot Gardiner

miércoles, 10 de junio de 2009

El universo de Rigoletto

Rigoletto: cartel Montana Lyric Opera
.

De la denominada trilogía popular de Verdi, es sin duda Rigoletto la ópera que más me satisface. Por el dramático recorrido a través de unos sentimientos tan profundos, tan cercanos, tan humanos, tan a flor de partitura, que rozando la patología han de resolverse en la tragedia. Y por la propia vocalidad de la obra, cuyo protagonista es un antihéroe en la hermosa cuerda de barítono, eclipsando a un frívolo y poco consistente tenor y a una volátil soprano.
.
El gran mérito, decía, reside en el bufón, en su retrato de mil caras, de impresentable vengativo, ridículo y servil que atesora en el amor paterno toda su riqueza interior, su debilidad, su razón de existir, o como dice él mismo: su universo. Toda la obra deviene un paseo por sus estados de ánimo de la mano de la inagotable pulsión melódica de Verdi, reflejando siempre el estatus psicológico del personaje cual imagen fidedigna.
.
Como todo profundo amor, apartado de la razón en sus motivaciones y excesivo en sus manifestaciones, convoca a una de las escenas más conmovedoras de la ópera, alejada de las populares arias: es la escena paterno-filial del segundo acto culminada en el dúo ‘Ah, veglia o donna’ en la que el obsesivo buffone expresa toda la inquietud de su amor paterno, objetivada en el honor, y canalizada en la sobreprotección hacia su hija-universo, mientras ésta contrapone en el agudo la angustia del genitor con su juvenil ansia de amor y libertad.
.
Escuchemos el dúo en la versión antológica de unos de los mejores Rigolettos, Cornell MacNeil, y la Gilda de Gianna D’Angelo; estamos en el MET de 1964 y dirige Nello Santi:
.

.
A continuación un moderno bufón, Zeljko Lucic, acompañado por Diana Damrau, el pasado año en Dresde bajo la batuta de Fabio Luisi:
.

domingo, 7 de junio de 2009

Domingo de Trinidad: BWV 176

‘Es ist ein trotzig und verzagt Ding’ (Porfiado y temeroso es el corazón del hombre) es la Cantata para el domingo de Trinidad de 1725 en la cual JS Bach emplea por última vez un texto de Marianne von Ziegler. Texto que se inspira en el diálogo entre Jesús y Nicodemo presente en el Evangelio del día: la noche como temor y el anhelo.
.
El primer movimiento es un vigorosa y brillante fuga para coro y orquesta de marcado carácter obstinado:
.
. video
Collegium Vocale Gent
Philippe Herreweghe
.
El quinto es un aria para contralto ‘Ermunter euch’ en forma de animada gavota que vehicula el consuelo de la fe por medio de la serenidad del oboe:

video
Ingeborg Danz, contralto
Collegium Vocale Gent
Philippe Herreweghe

miércoles, 3 de junio de 2009

Il Trionfo de Pamphili en Lugo

Fotografía: White Red Flower
.
GF Händel inició su periplo italiano a finales de 1706 en Florencia, por invitación de Fernando de Medici, trasladándose al año siguiente a Roma bajo la protección de príncipes de la iglesia como Colonna, Pamphili y Ottoboni, y del marqués Ruspoli.
.
“Il Trionfo del Tempo e del Disinganno” constituyó su primer oratorio italiano en la primavera de 1707. Este género representaba en esa época en Roma una especie de “ópera camuflada” por estar prohibida ésta por el papado. El libreto fue escrito por el Cardenal Benedetto Pamphili (1653-1730) y estrenado en su propio palacio probablemente interpretado por su orquesta dirigida por Corelli. Posteriormente, ya en Londres, Händel compondría dos secuelas: la revisión de 1738 “Il triunfo del Tempo e della Verità”, y el oratorio en lengua inglesa “The triumph of Time and Truth” en 1757.
.
.
Se trata de una gran Cantata dramática de carácter alegórico en dos partes en la que la Belleza (soprano) va recibiendo distintas influencias del Placer (soprano), el Tiempo (tenor) y el Desengaño (contralto). Extraordinaria muestra de las capacidades melódicas del compositor perfumadas por un suave frescor juvenil:
.

Duo ‘Il voller nel fiore’
La Belleza: Debora York
Il Piacere: Gemma Bertagnoli
Concerto Italiano Rinaldo Alessandrini
-
En el Festival Cidade de Lugo el pasado jueves pudimos escuchar la versión de Fabio Bonizzoni con La Risonanza: una orquesta de exquisita sonoridad y hermoso idioma, en una lectura de tempi lentos, y contenido dramatismo, lejos de otras conocidas versiones más extrovertidas y brillantes (Alessandrini, Haïm). La Risonanza se hallan grabando para Glossa las Cantatas italianas de Händel.
.
.
Solistas:
Nuria Rial (Bellezza) típica soprano de bello y lírico timbre con escaso volumen, que fue apagándose a medida que transcurría la obra, hasta su aria final ‘Tu del ciel ministro eletto’ donde dejó constancia de un exquisito fraseo y un evocadora línea de canto, ligado hasta el apoyo. Una ligera decepción.
.
Yetzabel Arias Fernández (Piacere) soprano cubana de amplio volumen y bello color, se marcó una excelente ‘Lascia la Spina’, muy ovacionada. En su contra, resaltaría un cierto descontrol en la emisión, en los ataques al agudo. Una sorpresa.
.
Elena Biscuola (Disinganno) mezzo-contralto de instrumento feo y heterogéneo, escaso fiato y canto destemplado, y ausencia de coloratura. Su papel fue el menos conseguido, hubiese preferido un contratenor. Una pena.
.
Makoto Sakurada (Tempo): contrastado tenor japonés, de ricos matices y probado dominio del idioma barroco. Una confirmación.

.

Cuarteto ‘Voglio tempo’

.
La Bartoli canta ‘Lascia la spina’, la hermosa aria que proveniente de una zarabanda de Armida, dio lugar a la célebre ‘Lascia ch’io pianga’ del Rinaldo. El entorno es el Teatro Olímpico de Vicenza del increíble Palladio.
.

Sonata para órgano obligado: Primer Concierto de Órgano de la historia

.

Versión de Emmanuelle Haïm